Home / Eume / Pontedeume / Las carracas y El Paso hacen «única» la Semana Santa de Pontedeume

Las carracas y El Paso hacen «única» la Semana Santa de Pontedeume

ARY LÓPEZ | Martes 8 abril 2014 | 10:50

Tan solo cinco mujeres dirigen la Cofradía de Dolores de Pontedeume. Ésta es la única hermandad religiosa existente en todo el municipio y organizadora de los principales eventos de la Semana Santa en la villa.

Una de esas piezas claves de la congregación eumesa es María Jesús Cabana, quien reconoce que a pesar de que su cofradía es la única que se encarga de programar todas las procesiones, tienen refuerzo vecinal. «Colabora mucha gente del pueblo, especialmente estos días de mayor actividad», destaca. Además, según cuenta, la de Pontedeume es una festividad «muy sentida por todos los vecinos, a pesar de resultar ser de menor escala que la de Ferrol».

Los actos de la Semana Santa eumesa comenzaron el pasado viernes 4 de abril con un funeral que se celebra anualmente para honrar la memoria de los socios fallecidos de la Cofradía de Dolores. Al día siguiente, comienza el septenario de misas, que se prolongarán hasta el próximo viernes. Ese mismo día, tiene lugar la procesión de Dolores alrededor del atrio de la iglesia parroquial de Santiago.

Con la bendición y posterior desfile de Domingo de Ramos desde la iglesia de Las Virtudes, sale la procesión de La Borriquita, que recorre las calles rodeada de multitud de niños y niñas que portan sus palmas y ramos para ser bendecidos a continuación, en la misa de las 12:00. Para María Jesús, ésta «es una procesión grandísima y muy bonita porque la sigue un numeroso público infantil y adulto».

Ya durante el lunes, martes y miércoles se preparan todos los tronos y oficios que protagonizarán los días santos. «Hay mucho trabajo en la iglesia esos días para tener todo a punto». Así, el Jueves Santo, a las diez de la noche, se celebra un Vía Crucis del Cristo de Ánimas, también conocido como el ‘Cristo de los Marineros’, cuyo recorrido termina en el puerto. Allí, mientras se entona la Salve Marinera, se lanza una corona de flores a la mar, en recuerdo a los que perdieron la vida en ella.

Pero si existe una marcha a la que los vecinos y vecinas de Pontedeume le tienen un cariño especial, esa es El Paso. Se trata de una sinfonía fúnebre que se interpreta en la madrugada del Viernes Santo. Su origen no es del todo conocido, ya que algunos ubican su procedencia en el municipio de Ares, otros en el sur de la Península y hasta hay quien la relaciona con un fragmento de una obra del compositor alemán Johannes Brahms. El Paso, que como relata María Jesús «es una marcha exclusiva de Pontedeume», la protagonizan los miembros de la Escola de Música Charamela, que ejecutan instrumentos de cuerda como el violín, la bandurria o la guitarra. No hay imágenes. Solo el silencio de la madrugada en las calles acompaña al conjunto musical y lo dota de una melancolía que solo los eumeses conocen bien. «Es estremecedora seguirla en silencio», puntúa la cofrade.

El viernes, en el Santo Encuentro se reúnen San Juan, La Verónica, El Cristo y la Virgen de los Dolores en la Plaza Real eumesa (Foto: Ríos).

El viernes, en El Encuentro se reúnen San Juan, La Verónica, El Cristo y la Virgen de los Dolores en la Plaza Real eumesa (Foto Ríos)

A las 08:00 horas del Viernes Santo salen todas las imágenes para El Encuentro, que reúne a San Juan, La Verónica, El Cristo y la Virgen de los Dolores. Cada una de estas imágenes parte de una calle del pueblo hasta congregarse conjuntamente en la plaza Real, la del consistorio eumés. Después, se dirigen hacia la iglesia parroquial de Santiago.

Ya por la tarde se realizan diferentes oficios y el desenclavo de un Jesús articulado y a continuación es la procesión del Santo Entierro que, según explica María Jesús, «hasta hace unos años era solo custodiada por hombres, pero ahora ya participa todo el mundo». A las 22:30 horas se celebra un rosario en la iglesia parroquial y tiene lugar la procesión de La Soledad, asistida solo por mujeres. Para la cofrade eumesa, es «impresionante poder ver a tantas mujeres que vienen de todas las parroquias vecinas para asistir a una procesión que se prolonga por lo menos a lo largo de dos horas».

El Sábado Santo tienen lugar los oficios de la Vigilia Pascual y se realizan las bendiciones del fuego, el agua y el pan en el interior de la iglesia. Al día siguiente, el Domingo de Pascua, se celebrará una misa cantada por la coral eumesa y, tras ésta, una procesión bajo palio alrededor de la iglesia.

Otro de los detalles que dotan de excepcionalidad a la Semana Santa de Pontedeume son sus carracas. Se trata de un instrumento de percusión realizado en madera que gira sobre un gran soporte que golpea constantemente provocando «un sonido único» que se impregna esos días en la villa eumesa.

Desde el Jueves Santo a partir de las tres de la tarde, y hasta el viernes, el repicar de estas enormes carracas sustituye al de las tradicionales campanas. Están ubicadas en la torre de la iglesia de Santiago desde que se llevó a cabo su reconstrucción en el siglo XVIII. «Tocar estas carracas es como una herencia. Un grupo de chicos, tradicionalmente monaguillos, las gira de manera manual y poco a poco la tarea se pasa de generación en generación. Creo que no hay otra igual en toda Galicia», presume María Jesús.

Las carracas componen los días santos la banda sonora en Pontedeume (Foto Ríos).

Las carracas componen los días santos la banda sonora en Pontedeume (Foto Ríos).

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies