Home / REC360 / Crónica / Las casas exclusivas que esconde Ortegal para olvidarte del mundo

Las casas exclusivas que esconde Ortegal para olvidarte del mundo

Casa en Ortigueira (foto: Mero Barral / Ferrol360)

RAÚL SALGADO / MERO BARRAL | Ortigueira / Mañón | Viernes 15 enero 2021 | 22:25

Si este inicio de año invita a tapar los ojos ante tantas noticias negativas, sobran los motivos para sueños que se pueden convertir fácilmente en realidades. No es necesario coger un billete de avión, Ortegal esconde en casas exclusivas diseño de prestigio, ubicaciones propias del paraíso o tesoros como una cueva dentro de una vivienda.

Basta con echar un vistazo a la cartera que maneja The Cliffs of Loiba, el proyecto que sigue en pie de la mano de Víctor Piniés. Su red de alojamientos vacacionales suena demasiado apetecible para ese momento en que los golpes sanitarios y las restricciones ya no impidan planificar nuestro tiempo libre.

Casa en Ortigueira (foto: Mero Barral / Ferrol360)

«Este año ha sido complejo», admite el promotor, que sigue afianzando una idea apetitosa en una comarca felizmente enemistada con el turismo de la masificación. Al mantener paisajes vírgenes y playas salvajes junto a acantilados de escándalo, el buen gusto tiene que estar en la mente de quien opte por esta alternativa.

Piniés, que extiende su iniciativa a la vecina comarca de A Mariña lucense, tiene en sus manos la responsabilidad de ofrecer en las mejores condiciones una treintena de viviendas. Su reto, tener preparadas en torno a 10 más de cara al próximo verano. No pierde un minuto aprovechando que es la habitual temporada baja.

Casa junto a la playa de Esteiro, en Mañón (foto: Mero Barral / Ferrol360)

Ortegal, afirma, tiene unos «espacios naturales que mezclan lo auténtico con una costa que comparan con la escocesa». Lo cierto es que esa «mezcla de paisajes ha atraído» a un público muy definido, pero que con la covid-19 tiene más difícil acercarse a nuestra área de influencia. No en vano, predominan los extranjeros.

Son visitantes con «pocas ganas de muchedumbre» y que sopesan cuánto cuesta cada punto de su viaje, pero que tienen a la calidad en el centro de su hoja de ruta. Su proyecto original «acabó convirtiéndose en empresa hace 2 años» y ha ido de la mano de la tendencia al alza del alquiler vacacional, favorecida por diversas plataformas web.

Casa junto a la playa de Esteiro, en Mañón (foto: Mero Barral / Ferrol360)

Como cuenta Víctor Piniés, «se fueron sumando amigos» y el plan fue dejando frutos. Su apuesta es «muy respetuosa con el medio» y propone «reconvertir espacios, incluso poco valorados», para su aprovechamiento con un turismo responsable. Es más, cree que siguen «siendo pocas» y que hay muchas casas susceptibles de sumarse a este afán de seducción.

El Ortegal, a su juicio, ha asistido a una evolución hacia una «economía orientada a este turismo que viene». Restaurantes o empresas de actividades han ido ampliando la oferta lúdica para quien recala en un entorno cuyas imágenes pueden trufar guías de todo tipo, pero que con su red de comunicaciones disuade a los menos aventureros.

Casa en Ortigueira (foto: Mero Barral / Ferrol360)

Es más, el líder de The Cliffs of Loiba indica que la «parte ferrolana», el área más próxima a la ciudad naval, puede sacarle mucho más partido a esta vía de generación de recursos. Él destaca uno de sus valores, las playas «espectaculares» que garantizan la práctica del surf a todos los niveles y una afluencia que no se limite al período veraniego.

A sus viviendas ha llegado gente de diversos perfiles, pero apunta a una «clientela muy profesional» entre la que también figuran los que buscan el avistamiento de pájaros en Estaca de Bares. No es un «turismo barato», pero se adapta a los bolsillos. Casas de piedra, cubiertas por la pizarra o nacidas de antiguos molinos.

Casa junto a la playa de Esteiro, en Mañón (foto: Mero Barral / Ferrol360)

«Estamos creciendo en un huésped que venía del extranjero; antes de la covid-19, hasta el 40 %», subraya. Su procedencia, de Inglaterra a Alemania pasando por Suiza o Francia, entre otros países: «Veían Galicia como una opción por conocer, la autenticidad y fuera de la masificación del Mediterráneo».

Elegimos tres ubicaciones para conocer qué pone en bandeja The Cliffs of Loiba. A tiro de piedra del punto más septentrional del territorio peninsular, el río se desnuda para desembocar junto a la playa de Esteiro, en Mañón. Es la casa Surf Lodge Esteiro, una vivienda completamente aislada y que tiene para uso único del ocupante una atalaya de lujo.

Casa junto a la playa de Esteiro, en Mañón (foto: Mero Barral / Ferrol360)

Carretera poco transitada, arbolado por doquier y una vista excepcional sobre un arenal de dimensiones inabarcables. El emplazamiento idílico para un descanso vacacional, un simple encuentro que permita celebrar que la vida sigue su curso. Mobiliario sencillo, pero de calidad, que hace acogedoras sus estancias o su porche para ver pasar el tiempo.

Hay que tener habilidad con el navegador, el del coche o el del cerebro, para llegar hasta allí. Eso, en realidad, no tiene precio si se busca desconexión. A pocos kilómetros, entre viales curvos comunes en el rural gallego, aflora una píldora notable de arquitectura elegante, The Hidden Secret on the Cliffs.

Casa junto a la playa de Esteiro, en Mañón (foto: Mero Barral / Ferrol360)

Tiene tremendamente cerca los frecuentados acantilados de Loiba, pero está lo suficientemente escondida como para tener que armarse de dotes de explorador. Un terreno amplio y cuidado en el marco de la bautizada como GlassHouse, una finca privada que reserva una de sus porciones para este regalo en formato loft en el que domina la luz.

Las calas del litoral más bravo de Ortigueira no tardarán en dejarse ver en cuanto dejemos atrás su jardín más reservado. La terraza para el momento en que la meteorología lo permita, su chimenea para que el frío desaparezca y su cocina funcional en un apartamento con áreas interconectadas, sin barreras innecesarias.

Casa en O Barqueiro, Mañón (foto: Mero Barral / Ferrol360)

Como The Cliffs of Loiba quiere innovar y dar lo que no suele estar al alcance, Víctor Piniés ultima este enero una de las viviendas que se repiten en las postales del coqueto pueblo de O Barqueiro. Sus tonos azulados en el frontal la distinguen, es una de las más conocidas de su fachada portuaria, pero vaya enigma esconde.

Una cueva ha sido aprovechada para una decoración acorde con el espíritu original del edificio y amoldada a la comodidad que precisa el huésped. Cada rincón de sus caprichosas paredes para un espejo, un elemento decorativo, algún apunte de iluminación. Aferrada, en general, a la corriente de lo vintage para un particular túnel del tiempo.

Casa en O Barqueiro, Mañón (foto: Mero Barral / Ferrol360)

Alguna alegoría, figuras que dan el toque brillante como contraposición a su dura piedra oscura. Sin tener que recurrir a alardes, una cocina nueva, pero que evoca a otras épocas. Una zona de comedor con mesa y sillas que retrotraen a las felices comidas en las casas familiares. Juegos de estructuras y carteles históricos para engalanar y un dormitorio noble.

Lo que tiene dentro es su gran valor, pero lo que se divisa por sus ventanales es el billete a un recorrido mágico. Al puente emblemático de O Barqueiro, a sus limpias aguas que bañan a la vez a dos provincias. Es la entrada a la calidad de vida que todos queremos recuperar. Será pronto y puede ser en Ortegal.

Pincha en la imagen para abrir la galería

TheCliffsofLoiba

(Fotos: Mero Barral© – 2021. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies