Home / Actualidad / Los «locos bajitos» conquistan el Concello

Los «locos bajitos» conquistan el Concello

MARTA CORRAL | Ferrol | Miércoles 25 noviembre 2015 | 9:15

Más de 60 escolares de sexto de primaria de 13 colegios de Ferrol han ocupado, por un día, los puestos de la corporación municipal, celebrando incluso un pleno infantil que nada ha tenido que envidiar a los de ‘mayores’. Bueno, algo sí, la cordialidad y la inmensa lluvia de propuestas en positivo que han puesto encima de la mesa. Aunque bien es cierto que, si les dejásemos más tiempo, el pleno podría haberse dilatado como es habitual en las sesiones del consistorio ferrolano.

Los locos bajitos, que diría Serrat, han demostrado que, de locos, tienen más bien poco y han hecho que el propio alcalde de la ciudad, Jorge Suárez, y la teniente de alcalde, Beatriz Sestayo, tuviesen que responder a sus sorprendentes preguntas sobre urbanismo, mascotas, energías renovables, naval, cultura, deportes, accesibilidad, seguridad o medio ambiente.

La actividad, en la que han participado alumnos de los colegios Manuel Masdías, Recimil, Isaac Peral, Cruceiro de Canido, Ponzos, Valle Inclán, Ludy, Belén, Tirso de Molina, A Laxe Valón, Juan de Lángara, San Rosendo y Lestonnac, está enmarcada en el proyecto de colaboración con Unicef para convertir Ferrol en Ciudad Amiga de la Infancia.

La ciudad desde la mirada de un niño

Acompañados de sus profesores, los escolares hicieron un pequeño recorrido por el Palacio Municipal para rematar en el Salón de Plenos donde se nombraron a los concejales y, en este caso, a la alcaldesa, Elisa Morgade Anca, del CEIP Recimil.

Durante casi una hora los pequeños nos dieron una buena lección. Y es que, como recordaba en El Principito Antoine de Saint-Exupéry: «Las personas mayores nunca son capaces de comprender las cosas por sí mismas, y es muy aburrido para los niños tener que darles una y otra vez explicaciones».

Así, tomando buena nota de sus comentarios, los adultos escuchábamos con atención al otro lado del salón: ¿por qué en Amboage no tenemos sitio para jugar y está todo lleno de terrazas?, ¿por qué no ponemos paneles solares y obtenemos nuestra propia energía?, ¿por qué no están adaptados los coles para personas con discapacidad ni tampoco las aceras?, ¿por qué hay casas que se caen?, ¿por qué no hay más buses a la zona rural?, ¿por qué no se arregla el aparcamiento de la plaza de Armas que es tan peligroso?, ¿por qué no hay papeleras en las playas para cuidar el medio ambiente?, ¿por qué hay tantos baches peligrosos en las calles y carreteras?

Suárez y Sestayo, entre risas pero sorprendidos por las observaciones infantiles, salían al paso tratando de explicar cómo puede gestionar todas esas demandas el Concello, aunque, suponemos, que a ojos de los niños, no se entenderá demasiado bien cómo es que los adultos se complican tanto la vida para solucionar cosas tan fáciles.

¿Por qué hay perros grandes que van sin bozal?, ¿cómo se ha conseguido que haya menos caca de perro en la calle?, ¿por qué no se hacen más kilómetros de carril bici y se arregla el que hay para que no parezca que estamos recorriendo una gymkana?, ¿por qué no quedan cines en Ferrol?, ¿por qué no se hace nada donde estaba la fábrica de lápices?, ¿por qué sólo hay pistas de fútbol y baloncesto y además no están cubiertas para el invierno?, ¿por qué las instalaciones de Navantia están vacías?

Los pequeños también hicieron propuestas como expandir las Meninas de Canido al resto de barrios sin rehabilitar para «mejorar la ciudad», más vigilancia para que nadie «rapte niños», actividades gratis para después del cole que ayuden a sus padres a conciliar o poner al servicio de los más pequeños bicicletas públicas para niños -sólo hay de adultos en el servicio Ferrol en bici-.

Esperemos que, por lo menos, de estos 60 niños, 25 resistan el embate de la ola de aquello que nosostros llamamos ‘madurar’, pero que muchas veces sólo significa ‘amoldar’. Confiemos en que puedan esquivar algunos noes, en que puedan estudiar aquello que amen sin imposiciones. Que crezcan libres, que no los estropeemos queriéndolos hacer a nuestra imagen y semejanza. Aguardemos que, aunque no sea más de una veintena de ellos, conserven en su interior al niño que llevan dentro y su capacidad de crítica y construcción. Y así, serán, dentro de algunos años, los que mejoren Ferrol desde esos mismos asientos.

Foto de familia de escolares y profesores con Suárez y Sestayo (foto: Concello de Ferrol)

Foto de familia de escolares y profesores con Suárez y Sestayo (foto: Concello de Ferrol)

Un comentario

  1. Pues yo también hago una pregunta… ¿Por qué está presente en todo cuanto acto hay la Sra. Sestayo, si el alcalde de la ciudad es Jorge Suárez? ¿Tenemos un poder bicéfalo?

Responder a Ramón García Eliminar comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*