Home / Actualidad / Los vecinos de Pontedeume ya pueden beber agua del grifo

Los vecinos de Pontedeume ya pueden beber agua del grifo

FERROL360 | Martes 20 octubre 2020 | 17:57

Los vecinos de Pontedeume ya pueden consumir con total tranquilidad el agua del grifo. La Consellería de Sanidade ha informado que el agua de la traída cumple con todos los parámetros establecidos y, por lo tanto, se autoriza de nuevo el consumo de agua de la red municipal de abastecimiento.

Además, este martes se ha celebrado por videoconferencia la comisión de seguimiento de la situación del río Eume, en la que la Xunta ha informado que repercutirá a la empresa que explota el embalse del Eume, Endesa, los gastos derivados de la emergencia del río y del abastecimiento en el municipio.

Una reunión en la que han participado representantes de Augas de Galicia, técnicos de los departamentos de Obras y de Calidad de las Aguas, integrantes de la Consellería de Medio Ambiente e Intecmar, así como los alcaldes de Pontedeume y de Cabanas, representantes de Viaqua y de Endesa.

Los integrantes de la comisión han evaluado la situación del río y han repasado las actuaciones que se han llevado a cabo a lo largo de estos días. Además, desde la Consellería han afirmado que hasta el momento no se detectaron daños en la fauna. En todo caso, los agentes medioambientales realizan un seguimiento permanente para verificar que no cambian las condiciones ambientales del río.

Desde el Concello de Cabanas han reclamado a la Xunta la publicación de todos los análisis y la elaboración de estudios de los sedimentos de la presa, así como de las afectaciones a todos los niveles. En este sentido, el gobierno local explica que Augas de Galicia ha informado que la turbidez es muy alta, de hasta 100 NTU en el peor de los casos, cuando el límite fluvial son 25 y los valores normales en el Eume marcan 1,12. También se han detectado valores elevados de aluminio.

Sobre la situación del embalse, Cabanas ha trasladado que en la comisión se ha advertido que Endesa entregó diversas solicitudes para rebajar la cuota mínima, fijada en 306 metros, y a pesar de las negativas a la petición la cuota bajó a los 299 metros el pasado 28 de agosto.

Por su parte, la empresa ha trasladado que se trata de un episodio excepcional, ya que al poner en marcha los desaugues de fondo no era posible mantener los niveles de turbidez. Además, las lluvias han removido los sedimentos estratificados, que causaron esta problemática.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies