Home / REC360 / Crónica / Maestría hawaiana para adueñarse de Pantín

Maestría hawaiana para adueñarse de Pantín

Final femenina del Pull&Bear Pantín Classic Galicia Pro (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Final femenina del Pull&Bear Pantín Classic Galicia Pro (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

RAÚL SALGADO / MERO BARRAL | Valdoviño | Sábado 2 septiembre 2017 | 23:10

Pantín tiene nueva líder y es de Hawái. Coco Ho ha robado el corazón de miles de personas que ocupaban cada metro cuadrado de una playa convertida en factoría de olas. Triunfadora clara en la final femenina ante la jovencísima Caroline Marks, de apenas 15 años, que despuntaba al arranque de la manga definitiva, pero que no sería rival con el paso de los minutos.

La fase más esperada del sábado en Valdoviño comenzaba a las 19:23. Previamente, el ambiente mágico del arenal se entregaba a una sesión para la nostalgia a cargo de veteranos de la tabla con camisetas emulando a las pioneras. Metidos en el pasaje decisivo, 35 minutos determinantes para un trono que podría haber sido por primera vez para una deportista de Florida.

Una buena izquierda elevaba a Marks y le entregaba los aplausos espontáneos del respetable. Mar alterno, de movimiento interesante a paulatino apagón. Un 6,17 por esa primera maniobra para la norteamericana, pero la trayectoria de Ho estaba llamada a poner toda la carne en el asador. Y así acabaría ocurriendo.

Final femenina del Pull&Bear Pantín Classic Galicia Pro (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Final femenina del Pull&Bear Pantín Classic Galicia Pro (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Quien sería segunda al término de la final habría retenido un gran mérito para su incipiente historial, pero el «magnetismo especial» de Pantín, Vicente Irisarri dixit, se pondría al servicio de la isleña. Enmarcada en una saga estrechamente vinculada a las tablas, destapaba el frasco de las esencias y proseguía con la leyenda.

Su veteranía sería vital para trazar la estrategia a seguir. Sabedora de que esperar por la ola buena le conduciría a la gloria, tiraba de inteligencia. Y eso que la fábrica asistiría al progresivo desgaste marítimo, la losa más pesada para Marks en su lucha. «La factoría bombea; nada espectacular, pero bombea», aclaraba el sabio exalcalde que siempre fue comentarista.

Mientras tanto, intacto el paraíso. Ese en el que deporte y ciudadanía normal, sin estridencias, desconectan del ruido. En lo alto de la colina, matrícula de honor para una organización que ha marcado una línea temporal de vértigo. Antes y después para un evento que sitúa en el mapa con letras doradas.

Final femenina del Pull&Bear Pantín Classic Galicia Pro (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Final femenina del Pull&Bear Pantín Classic Galicia Pro (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Como la media hora larga de prueba da para mucho, el desparpajo de Caroline Marks volvía a irrumpir. A falta de 16 minutos, otra vez a bombear torres a las que desafiar. El juego se desviaba entonces a la derecha y provocaba muy buenas evoluciones de Coco Ho. Salían por sí solos los aplausos.

Nada menos que un 8,83 para dos giros que impedirían parpadear. Asombrosa combinación en forma de pared para delirio de jueces y espectadores. La batalla tenía un desenlace prácticamente certificado porque el diferencial adverso para la de Florida iría aumentando.

No satisfecha, la hawaiana daba un golpe decisivo para acabar de desnivelar. Bravo mar, mezcla perfecta de espuma y tonos blancos, que luego sería manso en exceso. Este último factor haría más difíciles las sorpresas y obligaba a las finalistas a escrutar sus decisiones con máxima cautela.

Final femenina del Pull&Bear Pantín Classic Galicia Pro (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Final femenina del Pull&Bear Pantín Classic Galicia Pro (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

El último plato, desde la seguridad de Coco Ho, venía de izquierdas. Redondeaba su faena anterior y encadenaba la cabalgada deseada. Derroche a la derecha para completar la labor y un 7,67 de merecida respuesta. Un año más, encumbrada por la parroquia al desembarcar en la orilla.

Recorrido a hombros hasta el concurrido podio, plagado de juventud de medio mundo. No era un reparto de premios como en cualquier ocasión. Incluía a pioneros y un himno gallego especialmente sentido. También a la brasileña Lima, apeada de la final pese a una hoja de servicios memorable y que se ganaba a la afición.

«Congrats, Coco; you are the best», sus felicidades a una Coco que consideraba la mejor. El relato de este sábado, víspera de la final masculina, certifica esa tesis. La ganadora esbozaba un «muchas gracias» para deleite de centenares de móviles de particulares, algunos gastando Facebook Live. Catapulta el corcho del champán; es moda, es tradición. Es Pantín.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies