Home / Actualidad / Malestar entre los socorristas de Doniños por el deterioro de la caseta y la falta de material

Malestar entre los socorristas de Doniños por el deterioro de la caseta y la falta de material

Los socorristas acceden a la caseta de Doniños este jueves (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Los socorristas acceden a la caseta de Doniños este jueves (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

RAÚL SALGADO / MERO BARRAL | Ferrol | Jueves 15 junio 2017 | 20:20

La primera bandera del verano en el mástil de la caseta de Outeiro es roja, como la tarjeta que los socorristas sacarían al Concello. Al filo de la una de la tarde, cuando el servicio tendría que haber cumplido los 60 minutos de estreno de la temporada estival, la vigilancia no está todavía en marcha.

Santiago Troitiño, coordinador de Seguridad del consistorio, da la cara mientras los trabajadores evidencian su malestar. Lo que parece una simple ronda de reconocimiento acaba en un intercambio de impresiones con caras de pesimismo. Uno de los veteranos, Javier López, figurará entre los encargados de coordinar la labor diaria por la experiencia que acumula.

«No tenemos todavía la ropa pertinente para trabajar; el Ayuntamiento sabía que el día 15 abría, tenía tiempo», cuenta de forma espontánea a Ferrol360. Se sumará algún compañero más, tienen ganas de narrar lo que les está ocurriendo. En todo caso, aclara que no es «culpa de nuestro coordinador, es del Ayuntamiento».

Los socorristas acceden a la caseta de Doniños este jueves (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Los socorristas acceden a la caseta de Doniños este jueves (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Salen a relucir las recientes y polémicas pruebas de selección de socorristas, en las cuales el consistorio tuvo que «liarla con los tiempos, dejándonos en mala posición», arguye López. Aunque admite que cada inicio de verano «tenemos problemas», llama la atención sobre el estado en que se han encontrado el puesto este jueves.

Afirma que «la caseta está con óxido, no es seguro», alertando de que no se dan las condiciones idóneas para proceder ante «algún tipo de cura». Añade a las quejas que se ven abocados a «trabajar con ropa de calle» en su debut por este año porque carecen de cualquier «tipo de uniforme».

Poco a poco, el sol calienta con más nitidez, por lo que esperan que «por la tarde vendrá más gente» y se les «tiene que ver en la arena; si pasa algo, no nos vamos a hacer responsables». Exige que «intenten cambiar las escaleras» para que la instalación esté preparada.

Marcos García, nadador y socorrista, este jueves en la caseta de Doniños (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Marcos García, nadador y socorrista, este jueves en la caseta de Doniños (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Javier López relata que le «encanta este trabajo, me encanta ayudar a la gente», como también que Doniños, donde ya acumula ocho cursos de tarea, es su «sitio favorito». Sin embargo, considera que se siente «inseguro porque con este tipo de condiciones no se puede trabajar». Al plantel habitual se incorpora «gente nueva; intentaremos ayudarles».

Escaleras, techo o el interior de la caseta encienden sus alarmas: «Cuando llueve, cae agua dentro; es peligroso, el año pasado un chico se llevó un corrientazo ahí arriba». Por tanto, indica que se «tenía que haber cambiado hace tiempo y lo siguen posponiendo».

Otro de los miembros del grupo es una cara conocida por su faceta como nadador. Marcos García avanza que a su llegada se encontraban con que no tenían forma de acceder: «No teníamos llaves ni equipamiento; no tenemos ropa, pero por fin hemos podido entrar en nuestro puesto de trabajo».

Los socorristas acceden a la caseta de Doniños (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Los socorristas acceden a la caseta de Doniños (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

El punto de vigilancia presenta un «estado bastante malo», afirma García, que subraya que se «arreglaron un par de cosas» imprescindibles, caso de los «cristales rotos» que lucía la pequeña edificación. El relatorio de problemas incluye «muchos enchufes, óxido en escaleras» y otras incidencias.

Destaca que el conflicto surgido de las pruebas fallidas en San Xurxo provocó que estos días no fuesen «fáciles» y valora que no se «puede dejar todo para el último momento; se conocía hace meses, intentar arreglarlo ayer y hoy no es factible». La respuesta a sus quejas, que recurran a la «presión y hagamos un informe de lo que necesitamos».

Aun así, opina que la solución no llegará de inmediato; mientras tanto, «estamos intentando arreglar como podemos, suplir estas deficiencias», máxime porque «viene buen tiempo, va a venir mucha gente; tenemos mil cosas que atender y va a ser muy complicado». Así finalizaba su primer día, con ropa de calle que dificulta su localización por parte de los usuarios.

Un comentario

  1. para el alcalde era más importante ir a la foto a Madrid que visitar las instalaciones

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies