Home / Deportes / Míchel Alonso despliega su ideario en A Malata

Míchel Alonso despliega su ideario en A Malata

Primer entrenamiento del Racing a las órdenes de Míchel Alonso (foto: 13fotos para Ferrol360)

Primer entrenamiento del Racing a las órdenes de Míchel Alonso (foto: 13fotos para Ferrol360)

RAÚL SALGADO | Ferrol | Viernes 15 julio 2016 | 17:59

Es el segundo día de trabajo. Muy pronto. Sin embargo, Míchel Alonso ya deja claves entre líneas. Un pequeño paso adelante en la sesión de este viernes, con primeras intenciones bajo la premisa de la energía.

Aumentando con velocidad la temperatura en una mañana soleada, el anexo de A Malata no ha visto a Joselu, que se ha decantado por el gimnasio para afianzar su proceso de recuperación, ni a Diego Maceira, inmerso en exámenes en el campus universitario de Ferrol. David de Navas, preparador de porteros, ya ha trabajado con todos sus efectivos al sumarse Ian Mackay al regreso a la faena.

Junto a ambos, Sergio García y el canterano Carlos. El técnico de Caranza ha concretado los primeros ejercicios con balón como réplica a la sesión de
arranque de pretemporada, netamente física. Eso sí, con un grupo todavía reducido y que espera tanto a los jugadores a prueba como a José Cruz y el andaluz Sergio Martín, anunciado este viernes.

Primer entrenamiento del Racing a las órdenes de Míchel Alonso (foto: 13fotos para Ferrol360)

Primer entrenamiento del Racing a las órdenes de Míchel Alonso (foto: 13fotos para Ferrol360)

Su estrategia ha permitido atisbar algunas pretensiones en defensa. Lejos de una apuesta conservadora, se agarra a la gestualidad para desplegar su ideario. Incidía en la efectividad de los pases y ya reclamaba intensidad tanto en esos lances como en las coberturas. Apretó las tuercas en la zaga, con sigilo aun, cuando Aitor Pascual protagonizaba el susto.

En un campo que no facilita en exceso las evoluciones de los futbolistas, pequeñas piedras como obstáculos entre el césped, el joven deportista acababa el entrenamiento con bolsa de hielo en un hombro. La rapidez de puntales como Pablo Rey ya aflora en el camino a que todas las piezas estén engrasadas y acopladas.

Casi dos horas de ejercicio que culminaba con carrera en dos grupos, más un tercero con cancerberos, alrededor del anexo. El aspersor hizo de las suyas a la despedida, es cuestión de tiempo que todo esté en su sitio.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies