Home / REC360 / Crónica / Monfero, la vergonzosa agonía del otro Escorial

Monfero, la vergonzosa agonía del otro Escorial

Monasterio de Monfero (foto: Mero Barral / Ferrol360)

Monasterio de Monfero (foto: Mero Barral / Ferrol360)

RAÚL SALGADO / MERO BARRAL | Monfero | Martes 8 enero 2019 | 19:30

Es la gran y silenciosa referencia de la arquitectura religiosa de una era dorada en Galicia. Como tantos ejemplos, discreto pese a su talante imponente. Relegado aunque sea sublime. Y, sobre todo, resistente en décadas de frío.

El monasterio de Monfero, el emblema que sitúa al municipio eumés en el mapa mundial, sigue afrontando un desapercibido viaje al precipicio que nadie es capaz de detener. O no quiere hacerlo, curiosamente. Con apenas 1.962 habitantes según el padrón divulgado tras Año Nuevo, su Concello poco o nada puede llevar a cabo.

Monasterio de Monfero (foto: Mero Barral / Ferrol360)

Monasterio de Monfero (foto: Mero Barral / Ferrol360)

Sus gestiones ante Iglesia, Xunta o Deputación se han convertido en escasamente unos intercambios de patata caliente entre instituciones. El oneroso gasto que supondría devolver vida al cenobio no causa mucho más que una maniobra para girar los ojos y fingir que no pasa nada.

Sigiloso en el epicentro de un exuberante descampado, solo una mirada a centímetros de distancia permite comprobar su senda hacia la vergüenza consentida. Faltan elementos que conformaron balconadas o ventanales, alguno de los portones se sumerge en las tinieblas e impide confirmar que en su interior la maleza late sin oposición.

Monasterio de Monfero (foto: Mero Barral / Ferrol360)

Monasterio de Monfero (foto: Mero Barral / Ferrol360)

Un panel teñido en tonalidad propia de la pizarra del interior recuerda los tibios intentos acometidos hace casi una década. Ya están prácticamente olvidados. Las labores de limpieza y consolidación de los puntos más afectados por el abandono de poco han servido.

Estaban llamados a sustentar una futura actuación de calado en aras de un proyecto finalmente relegado al cajón. Porque Monfero pudo convertirse pocos años atrás en hotel y centro lúdico con ingredientes de área termal y spa. Muros, contrafuertes, bóveda del refectorio y escritorio fueron enclaves sometidos a trabajos auspiciados por la Xunta.

Monasterio de Monfero (foto: Mero Barral / Ferrol360)

Monasterio de Monfero (foto: Mero Barral / Ferrol360)

Sin embargo, la crisis hizo de escoba y barrió la mayor parte de la memoria. No había dinero, sigue sin haberlo a tenor de lo visto. En un día laborable, un vehículo de mantenimiento público persiste ante su fachada regia. Quizá un descanso en una mañana de esas tranquilas en el rural. Unos metros más arriba, el centro de información turística.

El Concello no baja los brazos, sigue exhibiendo a muchos curiosos un tesoro que continúa siendo desconocido. Incluso para oriundos de la comarca. El coqueto cementerio aledaño también hace las veces de portavoz de un silencio inexorable.

Monasterio de Monfero (foto: Mero Barral / Ferrol360)

Monasterio de Monfero (foto: Mero Barral / Ferrol360)

Implacable pese a que la exclaustración de monjes se remonte ya al siglo XIX, difícil de frenar aunque se recalculasen aquellos 15 millones de euros citados para remozar entre varias administraciones los tres claustros cedidos por el Arzobispado de Santiago de Compostela a la Xunta hace 16 años.

El contraste entre la ruina notoria del convento y la más o menos adecuada coyuntura que enfila una iglesia rehabilitada no hace tanto. Figura en las listas de advertencias sobre deterioro patrimonial, pero al timbre no responde nadie.

Monasterio de Monfero (foto: Mero Barral / Ferrol360)

Monasterio de Monfero (foto: Mero Barral / Ferrol360)

Comparable por categoría o cualidades artísticas con el mismísimo Escorial, ha asistido al gasto mal enfilado de 1,8 millones de euros por parte del Gobierno gallego. No le han bastado para que el reloj se detenga. Para que un relato iniciado nada menos que en el siglo XII merezca una tregua en línea recta al optimismo.

(Fotos: Mero Barral© – 2019. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*