Home / Actualidad / Multitudinaria jura de Bandera en la Antonio de Escaño

Multitudinaria jura de Bandera en la Antonio de Escaño

MARTA CORRAL | Ferrol | Viernes 15 julio 2016 | 11:17

«Hacía tiempo que no veía a tanta gente aquí». Ese fue el comentario más repetido este jueves en la Escuela de Especialidades Antonio de Escaño durante la jura de Bandera que reunió desde las doce del mediodía a familiares y amigos de los 251 marineros que concluían así su primera etapa de formación militar básica y de los 75 civiles que prestaron juramento voluntariamente.

El Almirante Director de Enseñanza Naval (ADIENA), Aniceto Rosique Nieto, presidió la ceremonia como máxima autoridad militar, mientras que el delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, estuvo al frente de las autoridades civiles acompañado, entre otros, del conselleiro de Política Social, José Manuel Rey Varela.

Había un total de 31 mujeres entre la marinería que juró o prometió fidelidad a la bandera nacional, cumpliendo así esa presencia constante de un 12 o 13 % de cuota femenina que se registra actualmente en la Armada. Entre aquellos que no siendo militares solicitaron formalmente participar del juramento, con una media de edad de 50 años y mayoritariamente ferrolanos -había jóvenes de 21 años entre ellos-, también hubo presencia femenina, destacando a tres de las hermanas del Almirante del Arsenal Militar de Ferrol, María José, María Asunción y María del Pilar Romero Caramelo.

Ahora, a los 251 jóvenes que firmaban con un beso en la enseña nacional su compromiso con la defensa del país después de haber ingresado el pasado 16 de mayo, les esperan meses de formación específica tanto en la Escuela de Escaño, donde se formarán 171 de ellos, como en la Escuela de Especialidades de la Estación Naval de A Graña (ESENGRA), a donde irán un total de 80. Será el 25 de noviembre cuando sean destinados a las unidades de Ferrol, Cádiz o Cartagena.

Emotiva y extensa ceremonia al sol

En torno a la Plaza de Armas de la Escaño se agolpaban los móviles y las tablets para inmortalizar el momento. Los allegados de los jurandos procuraban el vídeo y la instantánea de su ser querido, vestido de blanco impoluto, con un solano más propio del sur. Entre el público, además, algunos curiosos: «Soy militar retirado y vivo en Madrid, estoy aquí de vacaciones, he visto que había jura y he decidido venir», relataba uno de ellos.

Tras los pases de revista del Comandante-Director de la Escaño, el capitán de navío Manuel Romasanta Pavón, y del propio ADIENA, la Bandera ocupaba su puesto de honor para que 326 personas presentasen sus respetos desfilando en fila, no sin antes haber cantado la Salve Marinera y pronunciado en alto el juramento recogido en el artículo 6 del Reglamento Militar.

Alrededor de una hora duró el acto, al que le siguió el desfile de las tropas, al son de los acordes de la Banda del Tercio Norte. Al finalizar, Romasanta Pavón pronunció un emocionado discurso, casi sus últimas palabras como director de la escuela, puesto que deja el mando el próximo 20 de julio.

Rosique Nieto presidiendo la ceremonia de jura de Bandera de este jueves (foto: Delegación del Gobierno en Galicia)

Rosique Nieto presidiendo la ceremonia de jura de Bandera de este jueves (foto: Delegación del Gobierno en Galicia)

El Himno de la Armada precedió al homenaje a los caídos con el que se pondría punto y final a la jura. En él Rosique Nieto y Villanueva realizaron la ofrenda floral en el monolito conmemorativo como máximas autoridades militares y civiles de la cita.

Para el delegado del Gobierno supuso «un honor estar aquí acompañando en la jura de Bandera a la Armada», al tiempo que destacó que «su labor es magnífica a lo largo de los años y esto confirma su permanencia y su contacto con la sociedad de Ferrol, de Galicia y de España». Agradeció asimismo Santiago Villanueva el «servicio inestimable que prestan para los ciudadanos tanto en nuestro territoiro como cuando nos representan fuera de nuestro teritoiro».

«Una profesión exigente»

Durante su discurso, Romasanta Pavón, destacó que el futuro de la Armada estaba en las manos de los marineros que juraban Bandera, haciéndoles saber que «habéis elegido una profesión exigente, a veces dura, pero siempre atractiva y con un futuro prometedor y lleno de posibilidades».

Esos «sacrificios y renuncias» que lleva consigo la vida militar, según el Director, no serán recompensados más que con «la satisfacción del deber cumplido», que no es otro que «la misión que a las Fuerzas Armadas nos encomienda la Constitución, cuya guarda nos corresponde».

Recordando que «dentro de unos días dejaré el mando de la Escuela», aseguró que «no podría finalizarlo de mejor forma que con este acto de tanta significación para nosotros».

Además, recordó el estrecho vínculo entre la Armada y la ciudad de Ferrol, afirmando que «se ha dicho que la Flota se construye en los astilleros y la Armada se construye en las Escuelas. En Ferrol, desde hace siglos, se han construido ambas cosas, creando una necesaria simbiosis porque, si los barcos son la razón de ser de la Armada, de poco valdrían si no contaran con unas dotaciones adecuadamente formadas. Es por eso que esta ceremonia añade un eslabón más al histórico vínculo de la Armada con Ferrol. Una ciudad que siempre nos ha considerado y acogido como parte integrante de su propia esencia».

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies