Home / Ferrol / Ferrol / Nate Davis y el baloncesto, un regalo de Navidad para Ferrol

Nate Davis y el baloncesto, un regalo de Navidad para Ferrol

RA?L SALGADO | @raulsalgado | Ferrol | Jueves 26 diciembre 2013 | 15:25

En un bosque t?pico de estas fechas, Michael Robinson abr?a este mi?rcoles una edici?n de su Informe tan mimada como las anteriores, pero especial como pocas. En plena Navidad, se vio el fruto de d?as de trabajo en Ferrol, recordando la trayectoria de Nate Davis, una de las glorias del fenecido OAR que ayud? a abrir la etapa dorada del baloncesto espa?ol.

Cuando no se so?aba con la NBA, pero se apostaba por un deporte de calidad, fue el jugador de color una de las primeras estrellas en asomar. Pero el propio Robinson record? en la introducci?n que, con el tiempo, desapareci?. Hace tan solo unas semanas se reencontr? con sus ra?ces y con sus sentimientos en la ciudad que lo acogi? como a uno m?s.

El t?tulo del programa se correspond?a con una frase que han soltado muchos, que vieron jugar a Nate Davis. Otros lo descubrieron en la noche siguiente a la llegada de Pap? Noel, es m?s que probable. En redes sociales, desde luego, se mezclaban los comentarios de los j?venes que abrieron la boca al ver sus evoluciones con los de los mayores, o no tanto, que dejaron escapar alguna l?grima.

Y, tanto que se cultiva la nostalgia aqu?, otros tantos pensaron en qu? le ha ocurrido al deporte de la canasta, m?s all? de evoluciones legales y dramas en despachos. En c?mo arrastrar de nuevo a la afici?n hacia A Malata, recuperar la sonrisa en tiempos convulsos aferr?ndose a una ilusi?n.

Un atleta, lo corroboraron varios testimonios en el documental, que flotaba cuando se acercaba al aro. Que dio m?s relevancia a una liga ya excelsa, pero necesitada todav?a de m?s brillo. Declaraciones entre fotogramas del paisaje local, ese que muchas veces no se valora hasta que se ve en televisi?n, pero que es bello como pocos. El viaje de regreso a casa.

Algunos de esos entendidos son marca ferrolana: Juan Fern?ndez, alma m?ter de aquel club que se llam?, por ejemplo, Clesa; Anicet Lavodrama, ?dolo de los que nacieron en los 80, con el baloncesto remando a toda velocidad. V?deos salvados de la quema que evidencian, con el deterioro de la cinta y carteler?a legendaria publicitando marcas en el pabell?n, que aqu? ocurri? algo. Algo muy grande.

Elegancia felina, dijo Lavodrama. Garra y glamur a partes iguales. Discreto y contundente, no son palabras contradictorias. Manolito Aller se refiri? a su capacidad para decantar los partidos, un claro precursor del mimo al bal?n que har?a comercial Jordan. Sin embargo, se march?. De repente. De nuevo, sin hacer ruido. Solo reventaba en la cancha.

Porque fue precisamente en Navidad, la de 1985, cuando se le perdi? la pista. Ahora, sabedores de que su vida no fue sencilla, se pudo repasar su ciclo con otra mirada. El que complet? en sus or?genes reales y en su tierra adoptiva.

Qu? m?s se puede decir a estas alturas que no se sepa. S?, algo m?s: que Informe Robinson ha puesto el acento sobre alguien que se escapa al entendimiento de nuevas generaciones. Por algo les hablaban sus padres de aquel chico. Quiz?s ahora entiendan muchas cosas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies