Home / Sociedad / Juzgados / Piden 20 años de prisión para el acusado de matar a Iria García Bouza en Narón

Piden 20 años de prisión para el acusado de matar a Iria García Bouza en Narón

FERROL360 | Miércoles 28 mayo 2014 | 15:26

La Fiscalía solicita 20 años de prisión para Óscar José Ferreño, acusado de matar el 25 de junio de 2012 en Narón a su expareja, la joven Iria García Bouza. Así se recoge en el escrito de calificación, que publica la agencia Europa Press ante el inminente inicio del juicio, el próximo lunes 2 de junio en la Audiencia Provincial de A Coruña.

Las comparecencias se prolongarán durante tres días con la declaración de testigos y peritos y la lectura de las conclusiones. El Ministerio Público sostiene que el acusado, con antecedentes penales, esperó a García Bouza -28 años-, con la que mantuvo una relación durante un año y sobre la que tenía una orden de alejamiento, oculto entre unos matorrales en la calle San Roque, en Xuvia, a las 15:30 horas de aquel día.

Así, la Fiscalía asevera que el acusado, «plenamente consciente de conculcar el mandato judicial», quiso «acabar con su vida». Al detectar su presencia, «se abalanzó por detrás de ella» de forma sorpresiva y «le causó diferentes heridas» con un «objeto cortante».

El informe especifica que le seccionó «completamente» la tráquea «entre el primer y segundo anillo, la vena yugular izquierda, la arteria carótida izquierda y ambos músculos de trapecios», lesiones «totalmente incompatibles con la vida». Ferreño fue detenido la madrugada siguiente en su domicilio de Ferrol por parte de la Policía Nacional, ingresando en prisión sin fianza dos días más tarde.

Indemnizaciones

Además de la pena de 20 años de cárcel por un delito de asesinato, la Fiscalía reclama una indemnización de 150.000 euros por daño moral para los padres de Iria García y de 30.000 euros para su hermano. Por otro lado, pide que se fije la prohibición de que resida y acuda a Narón durante 30 años.

Los hechos ocurrieron en un solar en el que García Bouza estacionaba habitualmente su vehículo, ubicado junto a su casa. Ella había presentado dos denuncias contra el imputado, la última una semana antes de su óbito. El día del crimen había acudido a la Policía para consultar el estado de su queja, que había provocado la citación del acusado.

Tenía una orden de protección que impedía su acercamiento a 200 metros de ella y toda comunicación con la joven, decretándose su libertad provisional horas antes del suceso con la obligación de comparecer en el juzgado cuando se le solicitase.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies