Home / Ferrol / Ferrol / «Por eso vivo en Ferrol»: la historia de un ferrolano y un vasco que triunfa en Facebook

«Por eso vivo en Ferrol»: la historia de un ferrolano y un vasco que triunfa en Facebook

M.C. | Ferrol | Jueves 24 mayo 2018 | 13:52

«¿Por qué sigues viviendo en Ferrol?». Seguramente esta sea una de las preguntas que más nos habrán hecho aquellos que pudieron escapar y juraron no volver jamás. En ocasiones, la respuesta fluye obvia y no sin cierto cabreo: «Porque me gusta y me da la gana». Otras, en cambio, si estamos en pleno ataque de desidia, nos cuesta algo más y nos da hasta vergüenza reconocer que estamos a gusto en una ciudad de provincias en vez de huir a la capital, como casi todos nuestros amigos.

Para esos ataques de ferrolanitis -que suelen llegar cuando llevamos un tiempo sin salir del terruño y, por lo tanto, sin echarlo de menos-, siempre es bueno tener a mano algo que nos ayude a recordar por qué seguimos aquí y, sobre todo, los motivos por los que nos hace felices. Resumiendo: un alimento para el orgullo ferrolano.

Era la ferrolana Teresa Bellón la que compartía este relato en el grupo de Facebook Mi Ferroliño del alma y su post no tardó en ser copiado y compartido por muchos que se sentían identificados con lo que decía. Se trata de una reflexión muy acertada y que puede hacer comprender a muchos el concepto de «calidad de vida» que tanto valoramos los que vivimos aquí. Porque, al final, como bien dijo John Lennon: «Life is what happens while you are busy making other plans». O, lo que es lo mismo, «la vida es lo que sucede mientras estás ocupado haciendo otros planes».

«Un ferrolano sabio»

Un hombre de negocios vasco estaba en el embarcadero del puerto de Ferrol contemplando el paisaje marítimo cuando llegó una barca con un solo tripulante y varios atunes muy grandes. El vasco felicitó al marinero por la calidad del pescado y le preguntó cuánto tiempo había tardado en pescarlo.

El ferrolano replicó: «¡Oh! muy poco tiempo». Entonces el vasco le preguntó por qué no se había quedado más tiempo para coger más peces. El ferrolano dijo que ya tenía suficiente para las necesidades de su familia, pero el vasco volvió a preguntar:
«¿Y qué hace usted entonces con el resto de su tiempo?».

«Duermo hasta tarde, pesco un poco, juego con mis hijos, duermo la siesta, voy cada tarde al bar a tomar unas copas y a tocar la gaita con los amigos. Tengo una vida plena y ocupada, señor». El vasco dijo entonces con tono burlón: «Soy un licenciado en Deusto y le podría echar una mano. Debería dedicar más tiempo a la pesca y con las ganancias comprarse una barca más grande…».

Continuó argumentando que «con los beneficios que le reportaría una barca más grande, podría comprar varias barcas. Con el tiempo, podría hacerse con una flotilla de barcas de pesca. En vez de vender su captura a un intermediado, se la podría vender al mayorista; incluso podría llegar a tener su propia fábrica de conservas. Controlaría el producto, el proceso industrial y la comercialización. Tendría que irse de esta ciudad y mudarse a Vigo, luego a Madrid y finalmente a Londres, donde dirigiría su propia empresa en expansión».

«Pero señor, ¿cuánto tiempo tardaría todo eso?», replicó el ferrolano. «De quince a veinte años», contestó el vasco. «¿Y luego, qué?», preguntó el pescador ante la carcajada del otro: «Esa es la mejor parte. Cuando llegue el momento oportuno puede vender la empresa en bolsa y hacerse muy rico… Ganaría millones». «¿Millones, señor? ¿Y luego qué?».

«Luego se podría retirar. Irse a un pequeño pueblo costero donde podría dormir hasta tarde, pescar un poco, jugar con sus nietos, hacer la siesta e irse de paseo por las tardes a tomar unas copas y tocar la gaita con sus amigos». Entonces el ferrolano, pensativo, sentenció: «Bueno, pero eso es lo que hago ahora señor, ¿por qué tendría que esperar veinte años?».

4 comentarios

  1. bufff para gustos colores, pero vamos que a mi no me gusta nada

  2. bazofia emotiva

    el vasco del cuento ignoraba que una gran parte de ferrolaniños tienen media vida garantizada de clocló, no declaran lo que pescan y entre bar y bar se dedican a buscar ayudas sociales. eso es vida, sip. si te dedicas legalmente a la pesca no puedes materializar esa filosofía del «me conformo con poco» ni de coña.

    • Sabes mucho tu de cómo se hacen las cosas en ferrol…deduzco que aprovechas ese tipo de oportunidades..
      Porque lo que dice el pescador es que lo hace para comer no para lucrarse de nada, sin embargo tu ves donde no hay.
      Patético

      • Un pescador (o lo que sea por cuenta propia) que funcione dentro de la legalidad no puede permitirse esos lujos de «dos horitas y al bar a tocar la gaita»…. hay que trabajar y mucho. Y si, en Ferrol -no me lo niegue- en ocasiones vemos jetas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies