Home / Actualidad / Posturas encontradas entre gobierno local y trabajadores del Concello de Mugardos

Posturas encontradas entre gobierno local y trabajadores del Concello de Mugardos

REBECA COLLADO | Viernes 16 febrero 2018 | 20:15

El conflicto abierto en el Concello de Mugardos entre trabajadores municipales y gobierno local se intensifica. La junta de portavoces de este viernes a la que han sido convocados los miembros del comité de empresa no ha servido para encauzar la situación, ya que los trabajadores consideran que el marco adecuado para tratar este asunto es la mesa de seguimiento del convenio colectivo.

«Asistimos a la reunión, pero nos levantamos porque no creemos que sea el sitio para debatir este asunto, es como si nos convocan a una comisión. Nosotros allí no pintamos nada», ha afirmado Marcos Pita, portavoz del comité de empresa.

La alcaldesa, Pilar Díaz, ha manifestado que «chama a atención que os representantes dos traballadores desprecen a vontade de diálogo do goberno muncipal, que lles brindou a posibilidade de participar na Xunta de Portavoces, onde ademais do goberno están todos os grupos municipais, a interventora e a secretaria».

En la asamblea posterior, los trabajadores han decidido recrudecer sus protestas. Marcos Pita, portavoz del comité de empresa, ha avanzado que «vamos a incrementar los paros. Estábamos haciendo paros todos los jueves de media hora y vamos a pasar a una hora con cortes de tráfico incluido delante del Concello». Además, Pita ha señalado que intentarán movilizar a los vecinos en sus reclamaciones.

Desde el gobierno local han defendido que existe un acuerdo del texto del convenio colectivo y han afirmado que no está firmado porque faltan las tablas salariales, que según indican deben presentar los trabajadores. Hasta que no se cuente con ese documento, el convenio no se puede aprobar, sostienen desde el grupo de gobierno.

Sobre el convenio, Pita ha criticado que el gobierno local no se ha puesto en contacto con el comité de empresa en los últimos cinco meses para avanzar en la aprobación del documento, teniendo en cuenta la ruptura en el seno del gobierno local.

Posturas encontradas

Desde el gobierno local han explicado que en la reunión se ha hablado de la concesión y denegación de los permisos de asuntos propios, las vacaciones, los anticipos, la reclamación de las horas extraordinarias del GES, así como de los requerimientos de Inspección de Trabajo y la situación del aula Cemit, donde se despidió a una trabajadora.

Sobre los permisos y vacaciones, el equipo de Pilar Díaz ha presentado a los grupos una serie de informes de Intervención municipal en los que se cifra en menos de un 5 % los casos en los que los trabajadores tuvieron que cambiar fechas en sus vacaciones y que no hay ninguna solicitud denegada en este ámbito, según informa el gobierno local.

Sin embargo, desde el comité de empresa han asegurado que «hay gente que lleva ocho, diez, doce y catorce asuntos propios denegados» y añaden que la mayoría de los trabajadores tienen entre tres y cinco días de asuntos propios de 2017 que no pudieron disfrutar «porque los deniegan».

En cuanto a las horas extras del GES, el gobierno local ha señalado que esta situación viene de largo y que a finales de diciembre se llegó a un acuerdo de amortización de las horas realizadas en 2017, que se prondrán en práctica durante este año. Eso sí, quedan pedientes de negociación las del año 2016, según defiende el gobierno local.

El Grupo de Emerxencias Supramunicipais cifra en unas 500-600 horas las que se deben a cada trabajador de las horas extras realizadas en 2016 y 2017. «Lo último que querían decir era mandarnos a todos un año para casa de vacaciones», ha afirmado Pita.

En relación a los requerimientos de Inspección de Trabajo sobre las equipaciones, el grupo de gobierno ha asegurado que se compraron dos en noviembre y en eneros otros dos, por lo que quedarían pendientes de llegar los arneses para la próxima semana. La falta de equipamiento del Servicios de Ayuda a Domicilio también está en orden, defiende el equipo de Pilar Díaz.

Los trabajadores municipales también reclaman el nombramiento de representantes del comité de seguridad y salud, la reincorporación de la trabajadora despedida por el cierre del aula Cemit y denuncian que en el servicio de ayuda en el hogar se está contratando una empresa privada para cubrir las bajas cuando existe una bolsa de trabajo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies