Home / Cultura / «Primer día grande» del Festival de Ortigueira

«Primer día grande» del Festival de Ortigueira

Primeras actuaciones en la plaza de Isabel II (foto: Raúl Salgado)

Primeras actuaciones en la plaza de Isabel II (Foto: Raúl Salgado)

Bandas gallegas, bretonas e irlandesas han abierto la cita (foto: Raúl Salgado)

Bandas gallegas, bretonas e irlandesas han abierto la cita (foto: Raúl Salgado)

La Dominic Graham School of Irish Dance, este jueves en Ortigueira (foto: José Marín Ameneiros)

La Dominic Graham School of Irish Dance, este jueves en Ortigueira (foto: José Marín Ameneiros)

RAÚL SALGADO / JOSÉ M. AMENEIROS | Ortigueira | Viernes 12 julio 2013 | 02:16

La música celta ya forma parte del ambiente de la capital del Ortegal. La edición número 29 del Festival de Ortigueira arrancó en la tarde de este jueves con la actuación de agrupaciones de Galicia, Bretaña e Irlanda.

Los primeros acordes musicales, con acompañamiento de baile, corrieron a cargo de la Escola de Gaitas de Ortigueira, Bagad Glazik Kemper, Gamelas e Anduriñas y Dominic Graham School of Irish Dance. Fue en pleno centro de la villa, en la plaza de Isabel II.

Sin que el calor apretase, con la llovizna como testigo y entre la multitud, alzaron oficialmente el telón del consolidado evento ortegano. Las previsiones del Concello apuntan a una nueva marea humana, que volverá a alterar por cuatro días el discurrir habitualmente tranquilo de un núcleo de apenas 2.000 vecinos. En 2012, más de 50.000 personas quisieron escuchar, bailar y disfrutar en sus calles y plazas.

Esta vez, se apunta hacia una cifra similar, con un presupuesto reducido a 300.000 euros. Como el de hace doce años, pese a los apoyos institucionales y privados.

Música y fiesta gratis

Los promotores de los cuatro días de música y fiesta gratuitas han echado el resto para activar un amplio despliegue de efectivos de seguridad o limpieza. La de este jueves ha sido la primera gran jornada de llegada de «folkies», procedentes de lugares de toda España y de otros muchos lugares del mundo.

Renfe y Arriva refuerzan, un año más, los servicios de ferrocarril y de autobuses que conectan Ortigueira no solo con Ferrol, sino también con otras urbes gallegas.

Pero, ya en la propia villa de Santa Marta, no es menos necesario el transporte urbano que, al precio de 1 euro, conecta los lugares en los que palpita el alma celta hasta rozar el amanecer. Para el que no piensa en ningún tipo de horarios, el pinar de Morouzos vuelve a asumir el papel de pulmón humano del Festival. Tiendas de campaña y caras que cada vez lucirán más cansadas serán parte del paisaje.

Día de apertura

Desde las diez de la noche, el escenario Estrella Galicia, el que marca el compás del Festival en el corazón de la Alameda, acogió la primera gran velada de conciertos. Los tres finalistas del último Proxecto Runas, nacido para aupar a grupos emergentes, se subieron al escenario llegada esa hora.

Son Boc, de Mallorca; Ruaille Buaille, de Euskadi; Folk on Crest, de Castilla y León y Guezos, de Galicia. Sus actuaciones tienen un aliciente: todos ellos compiten por lograr puesto propio en la edición del 2014 del Mundo Celta.

El plato fuerte de la noche de estreno corría a cargo de una formación emblemática. Os Cempés reaparecían sobre las tablas para presentar su trabajo de regreso a la primera línea del folk hecho en Galicia, «Tentemozo», al filo de las dos de la madrugada.

Horas antes de que la calle se llenase de música, luz y visitantes, la organización del Festival ya destapaba otras esencias de la cita cultural. Dos exposiciones capitalizan la programación paralela al Mundo Celta, y las dos se componen de fotografías. Son «Momentos», de Toni Rego, que se exhibe en la casa consistorial, y «Galicia’s dream», de Vicente Ansola, abierta en el centro de recepción de visitantes de la zona portuaria.

Viernes

La jornada del viernes supone para el Festival de Ortigueira su «primer día grande», en calidad musical y en masiva afluencia de visitantes a Santa Marta. Los coruñeses Birimbao y la Escola de Gaitas de Ortigueira abren la noche, para dar paso a dos de los directos más esperados este año.

Son los de las bandas irlandesas Kan, liderada por el flautista Brian Finnegan y el violinista escocés Aidan O´Rourke. Después, llegarán Guidewires y Riobó, que capitanea la exviolinista de Carlos Núñez, Begoña Riobó.

El viernes será el día en el que también debuten los talleres de composición musical, con Ernesto Campos, y de danza irlandesa, con Dominic Graham. Por último, el Teatro de Beneficencia acoge a las ocho de la tarde la proyección del documental «Ortigueira: ecos de Finis Terrae», de las estadounidenses Marina y Biliana Grozdanova.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies