Home / Ferrol / Ferrol / «Pues la aplicación de la Semana Santa va muy bien, ¿qué no?»

«Pues la aplicación de la Semana Santa va muy bien, ¿qué no?»

M. CORRAL | Ferrol | Martes 27 marzo 2018 | 11:37

Tanto hacer la danza de la lluvia en diciembre que, si ahora no queríamos caldo, tenemos diez tazas. Que la lluvia en exceso nos incomoda es un hecho, aunque vivamos en Galicia y estemos más que acostumbrados a los cielos grises, pero lo cierto es que en esta esquina del noroeste azotada normalmente por un nordés que ahora nos vendría de perlas, que caigan chuzos de punta durante toda la Semana Santa nos deja con el humor contrariado.

Primero porque las cofradías llevan muchos meses de trabajo para superarse año tras año y no pueden arriesgar su patrimonio si cae una sola gota. Segundo, porque los visitantes que esperaban disfrutar de nuestras procesiones puede que estén cancelando o que vengan, pero que no vivan ese ambiente de Pasión que respira la ciudad naval cuando sus calles están repletas de cofrades. Y tercero, no podía ser de otra forma, porque todos necesitamos a estas alturas del año hacer un poco la fotosíntesis en una terracita caña en mano. Llevar gafas de sol en marzo es de guapos (y guapas).

Hablando con el presidente de la Junta, César Carreño -un hombre retranqueiro donde los haya, para aquellos que no lo conozcan-, comentábamos la mala suerte que estábamos teniendo este año con el tiempo. Que sí, las previsiones eran las que eran, pero una siempre piensa que va a abrir. Que por allí viene un claro. Dos procesiones canceladas directamente por los chubascos y una tercera, la del Ecce Homo, debido a sus efectos colaterales.

«Bueno, mira, por lo menos hemos comprobado lo bien que funciona la aplicación», dijo Carreño al otro lado del teléfono. Yo solté una carcajada, por el sarcasmo y, a la vez, porque siempre me ha gustado la gente que procura mirar el lado bueno de las cosas. Lo cierto, además, es que no le faltaba razón. La app de la Junta, que se estrena este año, nos ha mandado los avisos pertinentes sobre las cancelaciones en tiempo y forma. Y que una cosa funcione bien en Ferrol -fuera del astillero, claro- nos parece cosa de magia.

Así que celebrémoslo. No podemos hacer que pare de llover -aunque la Esperanza es lo último que se pierde 😉 -, pero si podemos afrontarlo con una sonrisa. Que, al final, lo que cuenta son los ratos de camaradería. Las risas compartidas, las miradas cómplices. Que en esta época de maletas que regresan se multiplican los abrazos, los reencuentros. Y eso no nos lo va a quitar nadie. Entre otras cosas, claro está, porque en los bares no llueve.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies