Home / REC360 / Crónica / Rayo y látigo

Rayo y látigo

Imagen del O Parrulo-Fútbol Emotion Zaragoza (foto: Mero Barral / Ferrol360)

RAÚL SALGADO / MERO BARRAL | Ferrol | Sábado 25 enero 2020 | 23:30

Quizá contando, así de buenas a primeras, que hubo 14 goles tengan una idea de cómo fue la traca del espectáculo. Ahora bien, allá ustedes si se lo perdieron. O Parrulo giró este sábado el timón hacia el puerto de destino. Sin embargo, más allá de la tradicional piña de cuerpo técnico y jugadores, A Malata no lanzó más fuegos de los necesarios.

Porque Ferrol es plenamente consciente de su candidatura a la continuidad por mucho que el rival ya asustase antes de empezar. Como su partido fuese parecido al calentamiento, estaba garantizada la intensidad. Así sería. Hasta el minuto final, cuando la deportividad ganó la pugna y los segundos de despedida fueron de parón porque ya se sabía cómo acababa el cuento.

Costó llenar el pabellón con una cita media hora más tarde de lo habitual y una tarde fría. Chemi ya se escapó por la banda tras el pitido de arranque, había que arriesgar. Los blancos salían airosos de un comienzo versátil de Fútbol Emotion Zaragoza; al minuto, Adri, el fútbol en la cabeza, afinó la primera oportunidad. Buen dibujo maño y rotaciones pausadas de menú.

Imagen del O Parrulo-Fútbol Emotion Zaragoza (foto: Mero Barral / Ferrol360)

Hasta tres jugadores de O Parrulo lo intentaban ante portería. No entró, pero el ánimo cotizaba al alza. Y eso que se adelantaron los aragoneses casi por despiste. No bastó para frenar el ímpetu local, que lanzó al parqué a sus dos refuerzos japoneses. Evoluciones más que interesantes de ambos, pero Takita se ganó al público en un detalle de lo exótico de la contienda.

Tardó la reacción en convertirse en empate, obra de Rahali en el 8. Los ferrolanos paraban, pero no secaban al contrincante, que generó desde el eje y apiñó por un momento al quinteto anfitrión. Atizaban los de Souto al muñeco, aunque no lo tumbaban. En el otro bando no penalizaban las exigencias y se aprovecharon de la imprecisión para avivar el miedo.

Decían en el banco aragonés que sus enemigos no tenían portero. No fue en su ausencia cuando más se tembló. Esteban, el guerrero incansable por su parte. Saura reabrió la lucha con altura de balón y hambre de gol y ya hubo otra panorámica. El surtido de oportunidades se ponía al volante y Adri elevó el 2-1. Perfiló el rotulador de colores para deslumbrar.

Imagen del O Parrulo-Fútbol Emotion Zaragoza (foto: Mero Barral / Ferrol360)

Sin embargo, O Parrulo se topó con el incierto escenario de un Zaragoza quejoso. Para réplica, ensambló a los del oriente y tiró del toro Iago y un Takita de entrada estelar. Los asiáticos, una gran ayuda y un aliño de espectáculo para el plato que cocina Souto desde verano. No se admiten quejas, como con el arbitraje.

Chemi exhibía manopla para colisionar con el Fútbol Emotion, empecinado en una asfixia que regaló el 2-2 antes del descanso. La respuesta se basó en Iago Rodríguez y Rahali, dos bombas a la carrera y en estéreo. Lástima que la segunda de esas granadas fuese expulsada de un modo un tanto estricto. Ahí vinieron las tablas, el rival se hizo insoportable y no se sintió saciado.

Entonces comenzó el verdadero período final, otro partido. Saura, tras el asueto real, se sacudió la impaciencia por la vía directa. Volvió el Parrulo genuino y Chemi alentó a las masas. Otro minuto, otro gol. Sublime: robo de Adri, conexión con rumbo y red. Tiempo muerto, claro, de los foráneos.

Imagen del O Parrulo-Fútbol Emotion Zaragoza (foto: Mero Barral / Ferrol360)

Sangró la defensa, aunque tenía botiquín para la hemorragia. Ruido, más intentonas y más faena colectiva. Más desembarco en zona de peligro. Se sucedieron las traducciones de estrategias entrenadas y fue Iago Rodríguez el que se consagró. De tanto buscarlo, logró el gol. Vaya ciclón.

Con una goleada en ciernes, el arbitraje ralentizó el partido y hasta se las vio con el debutante Takita. Carente de manguitos para defenderse en castellano, la hinchada coreó su nombre. Zaragoza se vistió de pantera revoltosa y se aproximó en exceso. Tampoco valió, las dificultades transformaron a O Parrulo en su verdadera esencia.

Una joya de Adri desde la banda resucitó el fulgor. Bendita locura de montaña rusa de sensaciones. Para no pasar apuros, el titular de A Malata recurrió a cuchillería robusta y no esquivó las emociones a flor de piel. Porque una cosa es aplaudir en la grada y otra la taquicardia de la pista. Hasta se paró el marcador, pero solo por un gol ferrolano. Qué azar.

Imagen del O Parrulo-Fútbol Emotion Zaragoza (foto: Mero Barral / Ferrol360)

Pura diversión para relegar al trastero el 6-4 zaragozano: un 7-4 a puerta vacía de Iván Rumbo. Le faltaba suerte al Fútbol Emotion, poderoso a la contra y en el despiece junto a la meta. La balanza se equilibraba por un error de Hélder y auguraba seis minutos finales monumentales. Esteban y luego Nano Modrego, los decisivos al galope.

Hasta con un agarrón de camiseta a Adri, el arbitraje más nefasto en tiempo dificultó la escalada. Los lesionados, atacados entre el público. Y entonces, Adri (de doble penalti); y después, otra vez dos goles de diferencia únicamente. Un expulsado visitante puede que para compensar y un último ataque organizado para los ferrolanos. La muestra de una carrera al oro.

FICHA TÉCNICA

O PARRULO | Chemi, Adri, Saura, Miguel y Hélder -cinco inicial-; también jugaron Iván Rumbo, Iago Rodríguez, Rahali, Morioka, Takita y Kevin Chis

FÚTBOL EMOTION ZARAGOZA | Iván Bernad, Adrián Ortego, Javi Alonso, Esteban y Retamar -cinco inicial-; también jugaron Víctor Tejel, Richi Felipe, Hugo Bernárdez y Nano Modrego

GOLES | 0-1, Adrián Ortego, minuto 3; 1-1, Rahali, minuto 8; 2-1, Adri, minuto 10; 2-2, Nano Modrego, minuto 17; 3-2, Saura, minuto 20; 4-2, Saura, minuto 21; 5-2, Iago Rodríguez, minuto 24; 5-3, Hugo Bernárdez, minuto 26; 6-3, Adri, minuto 27; 6-4, Esteban, minuto 29; 7-4, Iván Rumbo, minuto 30; 7-5, Hélder en propia puerta, minuto 31; 8-5, Adri, minuto 34; 8-6, Esteban, minuto 36

ÁRBITROS | Gallo Suárez y Martínez Torres (Principado de Asturias y Galicia), que amonestaron a los locales Illi y Takita y a los visitantes Adrián Pereira, Nano Modrego e Iván Bernad; expulsó al local Rahali y al visitante Javi Alonso

INCIDENCIAS | A Malata, unos 2.000 espectadores

(Fotos: Mero Barral© – 2020. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies