Home / Opinión / O Falar non ten cancelas / Réquiem por «Ferroliño»

Réquiem por «Ferroliño»

MARTA CORRAL | ‘O Falar non ten cancelas’ | Lunes 28 abril 2014 | 23:52

Este domingo encendí la televisión a las 20:30 horas y puse el canal 24 horas de Televisión Española. Daban un reportaje titulado Deconstruyendo Ferrol. Supongo que muchos de ustedes coincidieron conmigo a esa misma hora y en el mismo canal.

No podemos negarlo, es salir Ferrol en la tele y allá vamos todos aunque sepamos de sobras lo que nos van a contar y lo que vamos a ver, incluso mejor que quien nos lo cuenta.

Así, pipas G en ristre, cimbrada en el sofá, asomaban las primeras cigüeñas en mi caja tonta: Welcome to Ferrol.

A favor del reportaje diré que, al no salir Santi Santos, ganó un plus de originalidad; pero ni con esas roza el aprobado. Ya está bien. Empiezo a estar realmente harta de que los medios estatales sigan con los análisis superficiales y no sean capaces de rascar un poco para mostrar las raíces del asunto, ¿sólo yo me he dado cuenta del daño que nos hacen este tipo informaciones?

Primero, Ferrol era Detroit -recuerden que, en su momento, también fue Liverpool-; después, doble ración de cascotes de Ferrol Vello y ahora, nos proponen desguazar barcos para reinventarnos. Aleluya. Sólo falta que venga Chicote a hundir algún bar de tapas mítico.

Siempre es positivo que salgan a la palestra las vergüenzas de una gestión pésima para apretarle las tuercas a los que tienen -o han tenido- la responsabilidad de administrar nuestro dinero y velar por nuestros intereses; pero no todo vale, hay que venir con los deberes hechos. No más extremaunción gratuita, por favor.

Ya no sólo por incluir continuamente «El» Ferrol en boca de la reportera, una carga con la que parece que tendremos que lidiar en lo que nos resta de vida; lo que me resulta insultante es la descontextualización absoluta de muchos de los testimonios y, sobretodo, un par de afirmaciones que realiza la periodista: la situación boyante de la que habla con el Vicealmirante Garat y la insinuación de «deconstruir» barcos como alternativa a la falta de carga de trabajo.

Parece que no he sido la única a la que el «repor» no ha convencido. Algunos de vosotros nos contabais en el Facebook de Ferrol360 vuestras impresiones: «Estoy harto de proyectar lo peor. Podían haber venido la semana pasada» escribía Nacho; «Más de lo mismo» decía Jluis, Margarita ponía que «ya es hora de dar ideas y sacar a la ciudad adelante», «Harta de esto!!!! Lo que hace falta son ideas, trabajo, respeto por los ciudadanos de Ferrol, y se dejen de hacer “entierros”, porque esto es lo que pretenden hacer con Ferrol, enterrarlo» nos comentaba Carmen, Ana opinaba que «De verdad que esto ya aburre. El reportaje de la sexta, éste…. Ferrol está mal desde hace muchos años. Con esto se logra lo mismo que diciéndole a un niño que no vale para nada; se lo acaba creyendo», «Siempre igual» zanjaba Helena.

Me gustaría tener muchos datos. Me encantaría saber quiénes son los que se van a beneficiar cuando se meta la pala en Ferrol Vello. Querría tener sus nombres, saber cuántas de las casas que se caen a pedazos son de su propiedad. Saber si de verdad la declaración de BIC ralentiza las rehabilitaciones y perjudicó al barrio.

Querría estar segura de que cuando empiece a funcionar la infraestructura de saneamiento podrá abarcar toda la ría. También sería estupendo que se castigasen y se prohibiesen los vertidos a nuestro mar de una vez por todas.

¿Qué decir de Navantia a estas alturas? A veces pienso que lo mejor para esa empresa sería que viniese un fuerte viento del este, como aquel que anunciaba la llegada de Mary Poppins y despejaba de niñeras la puerta de los Banks, para barrer a las personas que están ahí por quienes son y no por lo que valen. Para dejar paso a políticos, profesionales y gestores con la ilusión y el conocimiento suficiente como para poner de nuevo en el mapa a la constructora y no seguir la inercia de lo inevitable.

Una vez me contaron un chiste muy triste. Hablaba de Dios y un ángel. Estaban en plena faena de la Creación. Dios le encargaba al ángel que en un mismo sitio pusiera unas playas magníficas, unas aguas repletas de peces y mariscos, unos bosques verdes y frondosos regados con ríos misteriosos, una tierra fértil, unos inviernos no muy fríos y unos veranos no muy cálidos.

El ángel, alarmado, le advirtió a Dios que estaba otorgando muchos dones al mismo lugar. Dios, esbozando una sonrisa, le reconoció al ángel: «Tranquilo, que ahora pongo a los ferrolanos».

Mary Poppins

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies