Home / Ferrolterra / Ferrol / Seis residentes de enfermería ayudan en la prevención de la fragilidad en personas mayores

Seis residentes de enfermería ayudan en la prevención de la fragilidad en personas mayores

Fotografía cedida.

FERROL360 | Martes 30 de enero de 2024 | 14:30

Seis residentes de segundo año de Enfermería Familiar y Comunitaria están llevando a cabo sesiones de formación desde el pasado 8 de enero hasta el 8 de febrero en diversos centros de salud del Área Sanitaria de Ferrol. El objetivo de esta iniciativa es prevenir, manejar e intervenir en la fragilidad en personas mayores de 70 años. Las sesiones, que duran dos horas cada una, se realizan en todos los Servicios de Atención Primaria del área de Ferrol.

Durante estas sesiones, las residentes, Tatiana Roca, Laura del Rosario, Natalia Iglesias, Paula Ramos, Marta Torres y Laura Villar, comparten herramientas relacionadas con la fragilidad con sus colegas en los centros de salud. Estas herramientas están diseñadas para identificar posibles personas en riesgo de fragilidad, entendida como el deterioro de la capacidad funcional con el paso de los años. El objetivo global es actualizar y brindar conocimientos sobre la fragilidad, así como establecer futuros programas de cribado.

«Cada vez vivimos más años, y lo importante es que esos años se vivan con la mayor calidad de vida posible», explican estas profesionales. Además, señalan que «la fragilidad es un predictor clave para el riesgo de dependencia, caídas o posibles hospitalizaciones, por ejemplo». Están proporcionando a sus colegas en los centros de salud herramientas ya validadas y pruebas de desempeño físico, como el test de velocidad de marcha o de equilibrio, para cribar a las personas mayores de 70 años con riesgo de fragilidad.

Es la primera Área Sanitaria que sistematiza esta dinámica, en colaboración con el departamento de Estilos de Vida Saludables de la Consellería de Sanidad de la Xunta de Galicia, y como piloto previo para el posible desarrollo de un cribado a nivel autonómico.

Con estos datos, las residentes identifican a las personas con fragilidad de manera oportuna durante consultas regulares o de manera activa, buscando captar a las personas mayores de 70 años del área. Se utilizan algoritmos y escalas existentes, como la de Barthel, y pruebas de ejecución, como el test de equilibrio, velocidad de la marcha y levantarse de la silla. Se realiza también una valoración del riesgo de caídas. Todas estas cuestiones se recogen en dípticos elaborados por ellas, así como en otros materiales que dejan a disposición de sus colegas en enfermería.

En función de los resultados del cribado, se lleva a cabo una “atención individualizada”, realizando intervenciones adaptadas en diferentes aspectos, como proporcionar tablas de ejercicios multicomponentes, evaluar la situación nutricional, revisar medicaciones y actuar sobre el riesgo de caídas y la soledad no deseada, entre otros.

El objetivo de esta intervención es integrar esta aproximación en la práctica diaria y sistematizar estos indicadores, de manera similar a la tensión arterial o el nivel de azúcar. «Si se incorpora como programa, se puede actuar sobre la salud futura de las personas, ya que la fragilidad es un problema relevante en nuestra población cada vez más envejecida y en muchos casos prevenible y reversible», concluyen las futuras enfermeras especialistas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies