Home / REC360 / Entrevistas / Siempre nos quedará París

Siempre nos quedará París

Eulogio, Fina y César posan este lunes con dos de las tartas más vendidas (foto: Ferrol360)

MARTA CORRAL | Ferrol | Miércoles 9 junio 2021 | 12:44

Cuando el mundo se derrumbaba en las peores semanas de 2020 aprendimos a la fuerza a apreciar los pequeños placeres que habíamos arrinconado en otro tiempo llamándoles rutinas. Nos dimos cuenta de lo mucho que necesitábamos la brisa del mar, pasear sobre los dichosos adoquines y degustar bocados más o menos cotidianos, como el cruasán de París.

Una sabe que vive en el lugar correcto si puede caminar unas pocas manzanas y comprarse un cruasán como este. Cuando los ataques de ferrolanitis se hacen insoportables y las ganas de cruzar el puente de As Pías para coger carretera sin mirar atrás están a punto de ganar la batalla el remedio pasa por sentarse en una mesa de El Marqués a desayunar con una café doble, un zumo ACE y con el rey de los bollos de mantequilla. Y qué bien se vive en Ferrol, chico.

Recuerdo que fue Laura Cunha la que dio la buena noticia por Instagram al subir una foto de ese paquetito envuelto con esmero que contenía un poco de felicidad (y de esperanza). Los paseantes de la calle Dolores se multiplicaron a partir de entonces en aquel momento de la desescalada: «Durante el confinamiento cerramos, pero cuando empezó la gente a salir reabrimos y vino el bum».

Así lo recuerda Fina, la mujer de Eulogio Varela, que heredó el negocio que había montado su padre en el año 1963. Ahora el matrimonio se ha jubilado y es su hijo, César Varela, el que se queda al timón de una de las confiterías más queridas de Ferrol. Primero en la calle Dolores número 43 y ahora en el número 68 de la misma calle, la pastelería y bollería tradicional conviven con las tartas de moda.

Eulogio recuerda que su padre aprendió el oficio en El Negrito, la mítica pastelería hoy en día desaparecida que estaba ubicada en la calle Real, pero no sabría decir cuál fue el motivo por el que se decidió a bautizarla con el nombre de la capital de Francia: «Creo que fue un poco al azar. Sí es verdad que estuvo en Túnez una temporada trabajando como confitero en una confitería francesa, pero creo que el nombre se lo puso sin pensarlo más».

En aquella primera Confitería París, en la que también trabajaba la esposa de Eulogio, Carmen Menéndez, ya hacían «las tartas muy bonitas porque trabajaba muy bien el chocolate; pero también hacía ya una bollería muy buena y los cruasanes exactamente como ahora. La verdad es que de aquella no tenían tanto auge, pero la receta es la misma», confiesan.

Su padre falleció a los 51 años y fue Eulogio con 30, trabajando allí desde los 18 —cuando había dejado de estudiar y se decantó por «lo fácil»—, el que cogió las riendas junto a Fina, que se incorporó a la plantilla por aquel entonces. Con ellos comenzó el éxito del cruasán, que distribuyen a una veintena de cafeterías y hoteles de la ciudad naval, y que hay gente «que viene a por él casi todos los días, es como un vicio». Hornean una media de 200 diarios, más cantidad durante el fin de semana.

Les pregunto si la gente que conoce la receta tiene que firmar una cláusula de confidencialidad. Ríen y niegan; sin embargo, admiten que no es mala idea. Les insisto en que hay mucha leyenda urbana sobre ese toque secreto, pero nadie suelta prenda excepto Fina: «Nosotros siempre decimos que ingredientes naturales, y cariño, porque es hacerlo todo a mano. Mucha artesanía, es muy trabajoso, no los hacemos con máquinas».

Ellos, como es comprensible, solo lo desayunan de vez en cuando. Observan además que «aquí lo que funciona es lo antiguo, lo de siempre, como los bollos suizos, las palmeras o los roscones de Reyes, pero también las tartas que hace mi hijo». Y es que desde que César se lanzó a hacer una renovada línea de pasteles para cumpleaños y celebraciones, en Ferrol todo el mundo quiere uno de esos para soplar las velas.

«Todo surgió por el confinamiento, que ya habíamos encargado con vistas a la Semana Santa un montón de huevos de Pascua, chocolate… Empezó a subir fotografías de todo esto a las redes sociales y lo vendió a domicilio», explica su madre. Él confiesa que no esperaba que fuese tan bien, así que se formó en el ámbito del community management y el márketing para sacarle el mayor provecho.

Es el encargado de gestionar las redes y mostrarle al mundo sus propias creaciones: «Me informo de las tendencias, de lo que se lleva, y me doy cuenta también de que a la gente le gusta la novedad, así que seguiré haciendo cosas nuevas». Las hace en el obrador que tienen en Caranza, donde ha formado a otro chico en el oficio. En la calle Dolores estará otra chica ocupando el lugar de Fina, así que París ha creado dos nuevos puestos de trabajo con la jubilación y han ido a parar a gente joven.

Con ocho años de experiencia a sus espaldas, César es la tercera generación en capitanear la confitería familiar mientras sus padres se jubilan encantados, como debe ser: «Queremos descansar y, la verdad, nos estamos adaptando bien a esta nueva vida. Nos hemos jubilado en el momento perfecto», admiten felices después de más de 40 años, en el caso de Eulogio, con las manos en la masa.

Quizás Ilsa Lazlo y Rick Blaine cuando se despidieron en el aeropuerto de Casablanca bajo la atenta mirada del capitán Louis Renault y decían aquello de que «siempre nos quedará París» no se referían a la capital francesa. Y quizás lo que habían perdido y recuperado aquella misma noche tenía forma de media luna, aspecto brillante y la contundencia de la mantequilla justa. Quizás volvieron a encontrarse en Amboage algún día —cualquiera menos el lunes, pues todo Ferrol sabe que los lunes son más odiosos porque no hay cruasán parisino— y alguien les tocó eso de «the fundamental things apply as time goes by». Y entonces dijeron eso otro de qué bien se vive aquí, donde el tiempo dura más.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies