Home / Actualidad / Tensión e insultos en el pleno que encumbra a Pilar Díaz como nueva alcaldesa de Mugardos

Tensión e insultos en el pleno que encumbra a Pilar Díaz como nueva alcaldesa de Mugardos

Pilar Díaz esgrime el bastón de mando tras convertirse en alcaldesa de Mugardos (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Pilar Díaz esgrime el bastón de mando tras convertirse en alcaldesa de Mugardos (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

RAÚL SALGADO | Mugardos | Sábado 13 agosto 2016 | 00:06

Aplausos para el alcalde saliente, gritos y abucheos dedicados a la nueva regidora. La tensión como ingrediente esencial en la moción de censura de este viernes en Mugardos, que ha confirmado a Pilar Díaz (Izquierda Unida) como sustituta de Juan Domingo de Deus (PP) gracias al apoyo de ICM y BNG.

El salón de plenos lucía lleno desde una hora antes del inicio de la sesión. Para parte del público, De Deus no iba a dejar de ser el «alcalde», como jaleaban a su entrada. La prensa ocupa asiento en el suelo, ni un hueco libre y el calor como acompañante incómodo. De repente, Mugardos retrocede y celebra una junta idéntica a la del inicio de mandato.

Argemino Varela, portavoz del BNG, ejerce de presidente como edil de mayor edad; a su lado, la también nacionalista Tania Fernández Iglesias por ser la más joven. Se diluyen entre la concurrencia dirigentes como Yolanda Díaz, diputada por En Marea; sus compañeros de filas Eva Solla y Rubén Pérez; el exalcalde de Fene Gumersindo Galego o Mercedes Tobío, responsable comarcal del BNG.

Juan Domingo de Deus aparta a un vecino que critica en el pleno a los promotores de la moción de censura de Mugardos (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Juan Domingo de Deus aparta a un vecino que critica en el pleno a los promotores de la moción de censura de Mugardos (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Se podía presagiar que habría chispas, pero la villa amanecía casi como un día cualquiera. Mañana soleada, trasiego en las cafeterías y movimiento de turistas, que hablan de sus rutas por zonas como O Seixo. Desayuna frente al consistorio el exregidor Xosé Fernández Barcia y aparecen algunos foráneos dispuestos a apoyar a sus ediles afines.

En otro local hostelero de la fachada marítima se escucha una tertulia sobre la moción. Ya se lanzan a presagiar a qué partido perjudicará lo ocurrido. Recibe el popular en sus últimos minutos como alcalde; está en su despacho junto a los suyos. No es un reto sencillo, pero quieren aparentar tranquilidad y relativa normalidad.

Iniciado el pleno, Argemino Varela expone los argumentos ya conocidos. Habla de falta de diálogo por parte del PP, pero no resulta sencillo descifrar lo que se apunta. «Mentira» o «fuera» son las primeras frases, pero luego vendrán desde «ladrones» a «vergüenza» e incluso alusiones personales a alguno de los ediles promotores de la moción.

El público llenó el salón de plenos de Mugardos (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

El público llenó el salón de plenos de Mugardos (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Apostados tras los escaños del PP, ciertos espectadores parecen a punto de perder los nervios. Afean que la izquierda logre «lo que no consiguió en las urnas» y Varela, ante tanto jaleo, pide «orden». Enfadado, añade un exabrupto y amaga con «desaloxar». De Deus guiará a la salida a un vecino visiblemente alterado.

Resuena un «sinvergüenzas» y espetan a los nuevos inquilinos del gobierno que no tienen «derecho» a hacer lo que finalmente han hecho. Tampoco descuidan en sus críticas que su programa para la etapa que se abre fuese presentado en el Ateneo Ferrolán a los medios de comunicación y no en la propia localidad mugardesa.

Cuando le llega el turno para intervenir a Pilar Díaz, directamente no se le oye. Silbatos y voces muy capaces incrementan el ritmo de los decibelios, pero avanza en su alocución sin aparente titubeo. Juan Domingo de Deus habla de «pacto de perdedores» y asume que es un «mecanismo legal», aunque cree que «el cariño de la gente» no se acaba por más que el pleno opte por la alternancia.

Tania Fernández Iglesias, del BNG, y Miguel Ángel Bastida, de ICM, durante el pleno de Mugardos (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Tania Fernández Iglesias, del BNG, y Miguel Ángel Bastida, de ICM, durante el pleno de Mugardos (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

El único edil socialista, Gabriel Bujones, justifica su abstención. Admite que podría haberse «evitado, como a chegada do Partido Popular» a la Alcaldía. A su juicio, la moción de censura es «a peor das opcións posibles» y alerta de las consecuencias «imprevisibles» de esta medida. Aboga por «evitar» un «enfrontamento social».

Por su parte, el nacionalista Varela arguye que el PP se ha comportado como si tuviese «maioría absoluta». Repunta de nuevo la tensión al hablar Iniciativa Cidadá de Mugardos, que tenía la llave del pacto. Inaudible, el relatorio de su portavoz, Miguel Ángel Bastida, viene acompasado por gritos de «traidores». Él replica: «Mugardos non é de bos e malos».

Votan uno a uno, resultado esperado: 8 a favor, 4 en contra, 1 abstención. El bastón de mando pasa a manos de Pilar Díaz, que hizo ostentación del mismo y que llegó a exhibirlo a centímetros del público favorable a sus tesis como muestra de agradecimiento. Gente llorando a la salida y más aplausos para el exalcalde. Demasiado calor en esta particular fiesta de la democracia.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies