Home / REC360 / Entrevistas / ¿Tienes 15 minutos? Descubre el microteatro todos los sábados de abril

¿Tienes 15 minutos? Descubre el microteatro todos los sábados de abril

MARTA CORRAL | Ferrol | Viernes 4 abril 2014 | 17:20

El aumento del IVA, la escasez de espacios y la proliferación de obras comerciales son algunos de los escollos con los que la cultura teatral tiene que lidiar a diario. Las compañías pequeñas y las salas alternativas han tenido que reinventarse una vez más para democratizar la escena y acercarla a todos los públicos, sin que el bolsillo sea un impedimento.

Una de las fórmulas que vuelve a estar en auge en estos tiempos de crisis económica es el microteatro. Piezas cortas, de no más de 20 minutos, representadas en salas pequeñas e incluso habitaciones, a un precio más que económico.

Una alternativa al teatro convencional que pone en valor el trabajo de los actores por encima de la escenografía, que nos introduce en la escena como si fuésemos James Stewart al otro lado de los prismáticos.

La actriz ferrolana Cristina Moreira organiza un ciclo de microteatro en colaboración con Espacio Vivo durante todos los sábados del mes de abril. De manera altruista, Moreira pretende acercar al público cuatro piezas teatrales interpretadas por profesionales de la escena nacidos en Ferrolterra: «Es una alternativa a la programación que se está haciendo en Ferrol. Aquí no tenemos acceso a un teatro alternativo, diferente… El microteatro es una experiencia completamente distinta, con un aforo muy reducido, es casi como un pase personalizado para ti, privado».

Ferrol360 ha aprovechado la ocasión para tomar un café con la actriz de 3DTrans y conocer un poco más sobre estas pequeñas grandes obras de teatro.

Ferrol360 – ¿Qué tiene el microteatro que quien prueba, repite?
Cristina Moreira – El microteatro se hace de varias maneras, pero todas se caracterizan por ser piezas teatrales que se representan en espacios pequeños. El actor y el espectador se sienten el aliento en la nuca, algunas obras incluso le hacen partícipe. Son 15 minutos intensos, que te dan para hablar una hora de café después.

Estás al lado de los actores, estás viviéndolo. Te metes en un espacio reducido donde caben once o doce personas y estás pegada a la gente, lo vives el doble. Es una experiencia increíble como espectador y como intérprete.

Cuando vas al teatro y hay un momento en el que se rompe la cuarta pared y el intérprete interactúa con el espectador, ya impone; pues imagínate en una habitación lo que puede ser eso.

360 – ¿Los espectadores condicionan el texto?
CM – Siempre, aunque trabajes con un texto cerrado. Yo, que soy monologuista, siempre pienso que el monólogo es un diálogo y no me va a salir igual siempre, porque también lo hace el público.

En teatro puedes tener un texto cerrado, pero hay un ambiente y el actor lo respira ya en un teatro grande, imagínate en microteatro, que los tienes ahí. Se pueden colocar donde quieran, incluso hay veces en las que se hace partícipe al público y como espectador entras a formar parte del juego teatral, sin sentirte cohibido, sin presionar.

Como público, el microteatro me impone bastante. Me gusta mucho, pero me impone. Si esto fuera un parque de atracciones, el microteatro sería la montaña rusa.

360 – ¿Por qué muchos actores apuestan ahora por esta fórmula?
CM – El intérprete no gana dinero con el microteatro. Es una forma de experimentar, de probar cosas nuevas… Vivimos en un mundo del consumo rápido, comida rápida, de internet… El microteatro ofrece todo eso, así que está de plena actualidad y por eso interesa tanto a los actores como al público.

Si se puede sacar algo positivo de estos tiempos son cosas como el microteatro. Que la gente crea en las casas porque no tiene medios y busca la manera. Ahí es cuando salen las obras de arte.

360 – ¿Cómo empezó el microteatro?
CM – El microteatro lleva un montón de años y suele resurgir en las épocas de crisis. Se hace en casas, en habitaciones, porque precisamente no hay espacios para actuar y la gente los inventa.

En España, por la época que nos está tocando, lleva un tiempo en auge. En Madrid empezaron a potenciarlo y, en Galicia, pueden verse piezas de microteatro en A Regadeira de Adela en Santiago, en La Tuerka 27 de Coruña y en O Manancial de Cangas.

360 – ¿Y en Ferrol?
CM – Yo recuerdo que se hizo en Ferrol hace unos años. Vino una compañía que lo hizo en un edificio súper bonito, creo que encima de Stollen. Era una compañía que se dedicó a alquilar casas por toda España.

Me gustaría mucho organizar algo así aquí. Ahora conseguí Espacio Vivo; pero me gustaría llevarlo a algún edificio antiguo de Ferrol, para que la gente empiece a apreciar las obras de arte que tenemos, que hay que mirar hacia arriba. La gente no los mira y es una pena.

También se hizo un ciclo de microteatro en Andaravía, organizado por la actriz Helga Méndez, pero no pudo completarse y hubo compañías que no pudieron actuar.

360 – Y has escogido profesionales de la comarca.
CM – Sí, lo guay de este ciclo es que todos son profesionales del teatro de aquí, de Ferrol y alrededores; es una opción para que puedan trabajar aquí y mostrar su trabajo en la ciudad. Son piezas que se representaron todas en Santiago y en Coruña, menos La cita, que se estrenó hace poquito.

Es increíble pero hay gente que te viene a decir que vio una pieza estupenda en Coruña, en La Tuerka, y les tienes que decir que el intérprete era de Ferrol.

360 – ¿Qué podremos ver durante los sábados de abril en Espacio Vivo?
CM – Cada sábado habrá cinco pases de la misma obra, que empiezan a las ocho y se repiten en intervalos de media hora hasta las diez de la noche. Puedes cenar antes, puedes pensarte cuándo quieres ir, no te quita tiempo… y son 15 o 20 minutos muy intensos. En Espacio Vivo hay varias salas y, según la pieza, la compañía tendrá la opción de elegir la sala que mejor se adapte a su trabajo.

En la obra de este sábado – Intercom Baby-, te vas a meter en la habitación de un matrimonio. En la segunda pieza –La cita-, vas a estar en una cita de pareja. En la tercera –La piscina-, vivirás un ensayo de 3DTrans, y en la última, que se llama Nata agria, te vas a encontrar con una despechada increíble. Pero te dejamos mirar, aún encima. Les dejamos ser a todos la señora del visillo (risas).

Es más, les animamos a que dejen de cotillear las vidas de los otros en el Facebook y se metan en una habitación en la que les dejamos cotillear tranquilamente. No nos importa (risas).

360 – ¿El teatro gusta en la comarca?
CM – En Ferrol hubo mucha afición al teatro. El Jofre es pionero en el teatro gallego y con el gobierno anterior vino teatro muy bueno, pero como las programaciones no estaban bien publicitadas y la gente no tiene un fondo cultural, no llegó a mucho público.

Narón, sin embargo, lo hizo muy bien. Cuando haces una programación, tiene que tener una continuidad. La gente en Narón sabe que todos los sábados por la tarde va a tener una obra de teatro y se programan espectáculos de todos los estilos, aunque ahora se está pecando un poco de abusar del monólogo y el gancho televisivo.

360 – O sea, que en Ferrol aún nos quedan deberes por hacer…
CM – Creo que la labor del área de cultura de un ayuntamiento, además de programar, es educar. El Jofre está lleno, claro; pero no lo llenas con una cultura teatral fuerte. Si en medio de las propuestas más comerciales se va metiendo otro tipo de teatro, puedes enganchar a la gente.

Lo que no veo normal es que en una época de crisis se programen obras de teatro que cuestan 20 euros y se patrocine a la gente de fuera. A veces hay dos cosas en el Jofre el fin de semana y, si vas, te dejas 40 euros. Las entradas al teatro no bajan de 10 euros nunca. Podrían ponerlas a 5 o 6 euros y traer a gente de aquí.

Por ejemplo, este mes de abril van a venir Marta Carrasco y Mariám Bañobre. Las dos me gustan mucho. Soy fan de Marta y Mariám es de aquí. Además, han puesto las entradas a menos de 10 euros. Creo que ese es el camino a seguir.

Yo soy antisubvenciones porque creo que tu trabajo lo haces tú y apuestas por algo; pero sí que es interesante crear espacios, que la gente que programe cuente con los profesionales de aquí porque hay calidad.

En el Jofre, salvo estas excepciones, se está haciendo teatro de provincia. Por eso me interesa también potenciar el microteatro y que vea el público que hay gente de aquí que tiene alternativa y que se quiere quedar aquí a trabajar.

360 – ¿Habrá más ciclos de microteatro?
CM – Si funciona esta primera edición, hago una segunda encantada. Se necesita continuidad para que esto funcione. La Super 8 empezó a programar teatro los jueves y había muy poca gente, pero es que la gente necesita tiempo. Eso es lo que se hizo en Narón, programar todos los viernes y sábados hasta que la gente se educó en el teatro.

360 – Acostumbrados como nos tenéis las 3DTrans a hacernos reír desde el principio hasta el final de vuestras actuaciones, ¿se nos hará raro veros en La piscina?
CM – En La piscina seguimos siendo cómicas, pero con segundas. Te ríes, pero con nervios, porque te estamos dando un mensaje. No creo que al público le choque, porque aunque sea otro registro diferente sigue siendo un texto cómico que después te da bastante que pensar. A nosotras nos gusta usar el humor para decir grandes verdades, es nuestra forma de trabajar. La comedia es algo muy serio.

360 – Como organizadora no percibes ni un euro y, como actriz, los 3 euros de la entrada no llegarán a nada. En estos tiempos donde nadie hace nada sin ver pasta, ¿por qué lo hacéis?
CM – Porque tenemos la necesidad de comunicar, de hacer y de crear. Y si no hacemos, morimos. Entonces lo hacemos y, ahora mismo, sobrevivimos de nuestro trabajo; pero hacemos lo que queremos, lo que nos gusta.

¿Dónde, cuándo, cuánto?

El ciclo de microteatro se celebrará todos los sábados de abril en Espacio Vivo, en la calle de la Tierra, esquina calle del Sol.

En todas las obras habrá pases a las 20:00, 20:30, 21:00, 21:30 y 22:00 horas. Cada pieza durará unos 15 minutos y la entrada cuesta 3 euros.

Abre el ciclo este sábado 5 de abril Intercom Baby. Con texto de Mariám Bañobre y Santiago Corregoso. Interpretado por José Luis López “Sacha” y Marián Rey.

El sábado 12 de abril será el turno de La Cita de Carmen Blanco, interpretado por Silvia Romaus y Jose Luis López “Sacha”.

El 19 de abril le toca el turno a las 3DTrans con La piscina, un texto de Jodorowsky adaptado por las tres actrices: Sabela Amado, Cristina Mariño y la propia Cristina Moreira.

Cerrará el ciclo Nata agria el 26 de abril. Un texto de Carlos Castrillón interpretado por Helga Méndez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*