Home / Eume / Tirón de orejas de los supermercados a las personas mayores

Tirón de orejas de los supermercados a las personas mayores

Normas de seguridad a la entrada de un supermecado (foto: Ferrol360)

M. CORRAL | Ferrol | Viernes 3 abril 2020 | 12:01

Adquirir los productos necesarios para nuestro día a día es una de las pocas justificaciones que tenemos para pisar la calle en estos días de confinamiento. La mayoría lo hace de forma responsable: realizando compras más abundantes para acudir menos a la compra.

Sin embargo, todavía hay personas que acuden a diario a comprar siguiendo su rutina habitual. Tenderos y plantillas de supermercados han venido denunciando esta situación a través de varias vías, señalando que en su mayoría se trata de gente mayor, precisamente uno de los colectivos más vulnerables al virus.

Marta García, trabajadora del supermercado Froiz de la carretera de Catabois, confirma que estos días están teniendo que realizar una labor pedagógica con este tipo de clientes: «Después del aluvión de compras de los primeros días ahora es un poco más llevadero, se controlan aforos y nos han dado medidas de protección, pero hay gente que sigue viniendo a diario con el riesgo que eso conlleva».

Sensatez y precaución

Explica que si al principio el problema era que se estaban enfrentando a esto «sin armas», ahora, que ya cuentan con protección y medidas de control después de haberlas reclamado ante la Inspección, se dedican a «educar a la clientela». «Hay personas, sobre todo mayores, que no están concienciadas. Vienen como hacían antes, a por los productos del día, y todavía tienen más que decirte», sostiene.

«Lo estamos pasando mal psicológicamente porque hay situaciones que nos producen un estrés tremendo. Intentas explicar que es necesario guardar distancias en la cola, que no podemos embolsar por su seguridad y que tienen que ser ágiles, pero se enfadan contigo y te lo echan en cara, como si nosotros no quisiéramos trabajar».

Y es que la estampa en los supermercados todavía nos devuelve imágenes de imprudencia: personas paradas charlando mientras compran, hablando por el móvil o tocando todo tipo de productos sin guantes. Los trabajadores solo nos piden sensatez y precaución, un respeto de las normas, más agilidad, evitar compras pequeñas y empatizar con el personal para facilitarles la tarea y preservar la seguridad de todos.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies