Home / Deportes / Baloncesto / Un adiós teñido de orgullo

Un adiós teñido de orgullo

Imagen del Star Center Uni Ferrol-Perfumerías Avenida (foto: 13fotos para Ferrol360)

Imagen del Star Center Uni Ferrol-Perfumerías Avenida (foto: 13fotos para Ferrol360)

RAÚL SALGADO | Ferrol | Martes 18 abril 2017 | 23:45

Apeadas de la lucha por el título, las chicas del Star Center Uni Ferrol han caído este martes en Esteiro, más caldera que nunca, ante el coloso que representa el Perfumerías Avenida. Sin embargo, han sido capaces, como era previsible, de tutear a las salmantinas en una cita cuyo marcador no refleja lo visto en la pista.

Un 39-61 final que sí confirma que las charras han sabido retener el partido a su antojo en momentos decisivos. Algunos serían la continuación inmediata a jugadas determinantes protestadas en bando local, como la expulsión de Shacobia Barbee.

Una baja que mermaba las capacidades de las navales y teñía el electrónico de excesivo varapalo. Solamente en los últimos lances parecía desenchufarse el conjunto local, víctima de un desgaste físico bien tapado en el marco de una dinámica contaminada.

Imagen del Star Center Uni Ferrol-Perfumerías Avenida (foto: 13fotos para Ferrol360)

Imagen del Star Center Uni Ferrol-Perfumerías Avenida (foto: 13fotos para Ferrol360)

Mientras el Real Madrid dilucidaba una prórroga, Ferrol arropaba a las de Lino López. Ultimaba en su narración el capítulo definitivo; quizás previsto por muchos, pero no deseado por tanto tesón. El epílogo a un año, todo hay que decirlo, difícilmente igualable.

Faltaba pausa ante tanta adversidad, nacían nuevos despistes en el cuarto período y la revitalización de puntales como Laquinta Jefferson se quedaba en esporádica. Minutos eternos que servían de despedida a otras, como Bea Sánchez. Su retorno al banco, entre palmas.

Y no había lágrimas a la vista aunque se mirase de reojo al resultado. Había mucho que festejar. Casi dos horas antes del propio encuentro, colas rodeando el pabellón. Daba igual que fuese un día laborable de resaca tras las vacaciones.

Imagen del Star Center Uni Ferrol-Perfumerías Avenida (foto: 13fotos para Ferrol360)

Imagen del Star Center Uni Ferrol-Perfumerías Avenida (foto: 13fotos para Ferrol360)

Ya dentro, dos gradas adicionales para acercar al millar el número de espectadores. Obligaban a que los bancos de ambas plantillas cambiasen de lado. El gigante del baloncesto femenino español destapaba sus esencias sin mucha demora, marcando la pauta. Apretando un cinturón que delimitaban referencias como Ana Suárez.

Pronto afloraban las dificultades para anotar en un evento no apto para los que padezcan del corazón. Pese a todo, el planteamiento de Lino López estaba muy definido. No aparecían los nervios, simplemente faltaba acierto. Más templanza.

Sería en los desajustes de las anfitrionas donde asentaría parte de su estrategia el cuadro perfumero, al quite. El diferencial se ampliaba poco a poco, aunque las consignas del técnico ferrolano surtían efecto con acciones como el estreno en canasta de Ana Calvo para recortar distancias.

Imagen del Star Center Uni Ferrol-Perfumerías Avenida (foto: 13fotos para Ferrol360)

Imagen del Star Center Uni Ferrol-Perfumerías Avenida (foto: 13fotos para Ferrol360)

Sucesivas desconexiones y nuevos reenganches mientras la grada rugía al mínimo gesto arbitral no acorde con lo augurado. Las blancas abocaban a sus rivales a adaptarse a los requerimientos, que en el segmento central tardarían algo más de lo esperado en despegarse. Su relanzamiento tendría que esperar a la reanudación.

Les bastaría con una dosis de pillería, experiencia y calidad. Y hallaban cierta capacidad para la guerra en las ferrolanas, que en ningún momento bajarían los brazos. En los asientos se recurría al término atraco en los segundos más duros.

Sería coreando sus nombres como despediría la afición un curso inolvidable. Muchos se han unido a última hora, es ley de vida en el deporte, pero no supone una aventura pensar que se han colocado con firmeza los cimientos de una nueva era dorada del baloncesto en una ciudad que lo ama. Ojalá no decaiga la pasión.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*