Home / Ferrol / Ferrol / Un entrenamiento a la carta para exigentes marca Ferrol

Un entrenamiento a la carta para exigentes marca Ferrol

MARTA CORRAL | «Aquí quiero quedarme» | Jueves 16 octubre 2014 | 12:09

Si eres de esas personas a las que les encanta ir al gimnasio a lucir palmito por encima de ejercitarse, déjalo, lo que te vamos a contar no creo que te interese demasiado. Tampoco va contigo si prefieres pagar un mínimo para ir a moverte, dejando de lado la calidad de la actividad que estás haciendo y arriesgándote a tener una lesión grave.

Pero, sin embargo, si quieres mejorar tu rendimiento deportivo, aumentar tu movilidad, huir de los tediosos dolores de espalda, desconectar o esculpir tu cuerpo con responsabilidad, lee atentamente. Ezen es tu sitio.

El proyecto que traemos hoy a nuestra sección de emprendedores se trata de un centro en el que se conjuga la salud, el rendimiento, la nutrición y las terapias físicas, obteniendo combinaciones diferentes adaptadas a cada caso concreto.

Ezen nace de la idea que tuvieron hace un año David, Kiko, Diego y Alex, cuatro licenciados en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, al darse cuenta de que toda la oferta que existía en la comarca alrededor de este campo no cumplía con sus expectativas: «Teníamos unos objetivos y una filosofía muy similar y empezamos a hablar de estos temas. Vimos que podía ser viable y fuimos a la aventura».

Con ganas de trabajar para ellos mismos, se dijeron: «¿Si yo lo puedo hacer mejor, por qué no?», dejaron el miedo a un lado y se pusieron manos a la obra para arrancar el proyecto en noviembre de 2013. Casi un año después, reconocen que siempre han tenido confianza en que les iría bien.

Y casi un centenar de clientes les dan la razón: «Hicimos algunas campañas de marketing, pero lo que nos ha traído a más gente es el boca a boca, que es lo que funciona» reconoce Alex. Su propuesta es un ‘entrenamiento a la carta’, algo novedoso no sólo en Ferrolterra, también en A Coruña, en donde les preguntan insistentemente si van a abrir un centro allí.

El método Ezen

Su sello personal es ajustar el entrenamiento a cada persona que acude a su centro o les pide asesoramiento. De modo que lo primero es realizar una entrevista exhaustiva: «En ella saltan los objetivos, los problemas que tuvo, la actividad física que ha hecho en los últimos años… Usamos diferentes ejercicios de distintas disciplinas que pensamos que van a ir acorde a la consecución de esos objetivos».

Unos objetivos que se encuadran en alguna de estas cuatro categorías: salud, rendimiento, estética u ocio. En la primera figuran aquellos casos en los que aflora una movilidad reducida o un dolor muscular crónico, situaciones en las que el equipo de Ezen, asesorados por profesionales sanitarios, programan una serie de actividades que ayudan a la persona a cambiar los hábitos que están provocando la patología o a ir consiguiendo una autonomía mayor de movimiento.

El rendimiento está enfocado a deportistas que quieren optimizar sus resultados físicos en cualquier disciplina, la estética a aquellas personas que buscan tonificar y modelar su cuerpo, mientras que el ocio es el objetivo de aquellas personas que necesitan desconectar de su actividad diaria.

David nos explica que es muy importante también «que la gente tenga una experiencia agradable en su entrenamiento, no que simplemente diga: voy a entrenar. Que disfrutes del proceso de la consecución de esos objetivos» a través de ejercicios y materiales nuevos en cada sesión. Es su manera de enganchar a la gente.

Como reza su eslogan –educa y entrena tu cuerpo-, la primera también es una de las constantes más trabajadas en Ezen: «Durante los ejercicios les decimos qué están haciendo, el porqué, qué músculos se fortalecen.. ¿Para qué? Para que al final no nos necesiten» confiesa Alex.

Pero además de poder ir en grupo, en parejas o de forma individual a entrenar a su centro, llevan a cabo entrenamientos a domicilio y asesoramiento online: «La gente que quiere entrenar más autónoma, por su cuenta, cubre un formulario muy específico y nosotros le planteamos un entrenamiento mensual que puede realizar por su cuenta, con un seguimiento quincenal o mensual, que son los períodos que establecemos aquí dependiendo del objetivo» explica Diego.

También realizan planes de ejercicio físico para empresas y no se olvidan de los más pequeños de la casa, con un programa de prevención de la obesidad y mejora de capacidades físicas que están realizando por varios centros escolares de la ciudad.

Cristina, Kiko, Alex, David y Diego forman el equipo EZEN (foto: Laudelpova)

Cristina, Kiko, Alex, David y Diego forman el equipo EZEN (foto: Laudelpova)

Ezen combina ejercicios de múltiples disciplinas para que sus clientes consigan los objetivos (foto: Laudelpova)

Ezen combina ejercicios de múltiples disciplinas para que sus clientes consigan los objetivos (foto: Laudelpova)

Un perfil de lo más heterogéneo

«Algunas de nuestras madres entrenan con nosotros» reconoce Kiko, entre risas, lo que nos hace ver el gran abanico de usuarios que tiene el centro. Desde niños de 12 años hasta mayores de 60, rozan ya los 100 clientes, por ello están pensando en crecer a muy corto plazo para hacer frente a la demanda: «Ya se nos ha dado el caso este septiembre de tener que decirles a algunas personas que las llamaremos cuando tengamos libre».

Cuentan con deportistas de renombre entre sus clientes buscando mejorar resultados, pero también con personas que sólo quieren cambiar su rutina diaria por unas horas, que tienen problemas de salud o que desean estar más guapos. Un dato, el 75 % de sus clientes son mujeres.

Deporte sí, pero con responsabilidad

En el auténtico boom que estamos viviendo en cuanto al running, tengo que preguntarles cómo ven ellos el tema de las carreras populares. Si es que, como a mí, les da la sensación de que algunas personas no son conscientes del daño que se pueden hacer: «La gente se piensa que para ponerse en forma tiene que correr y, normalmente, es al revés; para correr, tienen que entrenar» dice Alex, contundente.

Todos coinciden en que el mensaje que se está dando no es el correcto. De hecho, uno de sus nuevos proyectos es una escuela de correr, que eduque a los corredores en las buenas prácticas, de una manera más responsable y menos peligrosa que la extendida: «Acarrea muchas lesiones, pero es mediático y hay dinero, por eso hay tantas carreras. Además, está de moda y es barato». He aquí el quid de la cuestión. Barato.

¿Anticipamos lo barato a la calidad de la actividad física que estamos realizando? La respuesta en sí, la cultura low cost también se ha instalado en este sector. Lo malo es que esto no se trata de un mueble que puedas tirar en seis meses o de un viaje en el que no te quepa la ropa en la maleta, se trata de nuestra salud, que es para toda la vida.

Ezen se desmarca de toda esa tendencia y apuesta por la calidad de sus servicios, que puede que no estén al alcance de todos los bolsillos: «Tu puedes elegir pagar menos, pero nosotros somos todos licenciados en INEF, sabemos lo que estamos haciendo. El cliente no es tonto y al final el low cost te trata como un tonto, cuantos más clientes tenga, mejor. Y ese servicio va a ser de pena, y si pagas y no vas, mejor para ellos» afirma Diego.

David confía en que la mentalidad de la gente va mucho más allá del low cost: «Estamos en la cultura de los objetivos: yo te pago por algo. Si consigo esto, voy a intentar hacer un sacrificio, un esfuerzo. Las personas que vienen aquí ven ciertos avances, que van cumpliendo sus objetivos o directamente ya los han cumplido. Y se dicen: “¿Pago 10 euros por ir y moverme o pago 30 si consigo mis objetivos dentro del plazo establecido? Pues igual lo intento si tengo posibilidades”».

Emprendedores que generan empleo

Junto a ellos, aunque no estuvo presente en la entrevista, camina también Cristina, licenciada en Ciencias y Tecnología de los alimentos. Ella ofrece sus servicios como nutricionista a través de Ezen, con estudios corporales, dietas especiales y planes alimentarios adaptados a las necesidades de cada persona.

Todos ellos apuestan por dignificar el trabajo de los profesionales, por lo que desde el principio cuentan con un equipo de diseño, fotografía y comunicación, que se encarga de la imagen de Ezen mientras ellos se dedican únicamente a entrenar, que es lo que les ocupa la mayor parte de sus horas. También cuentan con una asesoría que se hace cargo de toda la parte económica.

Para nuestros cuatro protagonistas de Aquí quiero quedarme está claro que «es mentira que te ayudan a emprender». Después de un periplo por administraciones públicas, cooperativas y otras entidades, admiten ser personas completamente distintas de cuando empezaron, aprendiendo a marchas forzadas, ya que les ha costado mucho encontrar asesores que se encarguen del papeleo, de enterarse de las ayudas a las que pueden optar, de revisar contratos que puedan surgir y de informarles del estado de tus cuentas mensualmente, por lo que se ven obligados a seguir pendientes.

La verdad es que siempre es un placer hablar con emprendedores a los que les van tan bien las cosas, aunque insisten en que nadie les ha regalado nada, tal y como destacaba Kiko: «Nos ha ido bien currando a tope, incluso los domingos, invirtiendo mucho esfuerzo y dinero, sin olvidarnos de seguir formándonos como profesionales».

Una formación, una idea, un proyecto que cubra necesidades que no están cubiertas, una apuesta, mucho trabajo: el cóctel del emprendedor, mucho más difícil de lo que nos hacen creer, pero un sueño al alcance de todos aquellos que lo peleen.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies