Home / REC360 / Crónica / Un Racing de Ferrol desdibujado se autodescarta para el ascenso

Un Racing de Ferrol desdibujado se autodescarta para el ascenso

Adrián Dalmau se lamenta en el Racing de Ferrol-Huesca (foto: Mero Barral / 13fotos)
Adrián Dalmau se lamenta en el Racing de Ferrol-Huesca (foto: Mero Barral / 13fotos)

RAÚL SALGADO | @raulsalgado | Ferrol | Sábado 6 junio 2015 | 21:11

Nada que hacer. Un rival superior, cúmulo de errores en diferentes parcelas y una discutida actuación arbitral. El Racing de Ferrol ha pagado caro un juego claramente desdibujado y plagado de fallos al caer este sábado por 0-4 en A Malata ante el Huesca, que no ha desistido en sus acercamientos a portería y que podría haberse llevado una renta más elevada a Aragón.

No podía comenzar peor el duelo, con un gol en el primer minuto y la temprana lesión de Pablo Rey. La marcha del capitán, que ha tenido que ser trasladado a un centro hospitalario y para el que se vaticina una fractura que le apartaría del tapete hasta el otoño, ha confirmado la trayectoria errática del equipo, abandonado desde entonces prácticamente a su suerte.

Josan elevaba el 0-1, pero no se conformaba. El Huesca ha probado con varios de sus futbolistas ante la meta de Ian Mackay, erigido de nuevo en héroe para la parroquia ferrolana. Solamente su labor ha evitado una goleada de escándalo al padecer el cuadro de Manolo García evidentes lagunas defensivas, que derivaban en más de un fallo garrafal.

Tramo central

No ha sido la tarde de Jonathan Aspas, que asumía demasiado trabajo en el tramo central del primer período, como tampoco la de Joselu, constantemente encajado entre visitantes y que no ha encontrado conexión idónea con Adrián Dalmau, relevo de Rey Cabarcos. A cambio, Dani Rodríguez y Marcos Álvarez han hecho todo lo que han podido en una velada aciaga.

Lo cierto es que los pocos segundos en que ha podido intervenir Pablo Rey demostraban mucha más seguridad en su acción frente al domingo pasado en Reus, ya que evidenciaba mucho más atrevimiento en sus ocasiones. Más combativo junto a un Nano Macedo que correteaba al abrigo de Diego Maceira, por delante de su ubicación tradicional.

Picardía y experiencia eran ingredientes esenciales en los altoaragoneses, que querían adelantarse y marcar fuera de casa. Objetivo logrado. Despejaban con seriedad las internadas verdes. Esa imprecisión desembocaba en la pérdida de la compostura, las costuras se veían demasiado pronto. Marcos Álvarez ejercía como capitán, pero sus carreras no eran suficientes.

Ataque

Scardina y el propio Josan lideraban un ataque mordaz, contraposición perfecta al Racing temeroso de enchufar desde línea central. Sabían los de Tevenet qué partido les tocaba hacer y cumplían con seriedad. El betanceiro Rodríguez, en el día de su cumpleaños, enlazaba con Dalmau, a la carrera, sin perder de vista la retaguardia.

Aclamado por la afición, más personas que en el anterior encuentro en A Malata a ojos del propio respetable. La energía de Joselu resultaba a todas luces improductiva y Maikel Mesa estaba desaparecido, como buena parte del juego sustentado en las bandas. El muro que encontraba el canario era infranqueable, había respuesta para casi todas las preguntas.

Sin embargo, quería despertar el once naval, que pecaba de falta de concreción y que acumularía un buen saco de fallos defensivos que a punto han estado de reportar peores noticias si cabe. La segunda parte, mientras, comenzaba con mayor presión sobre la meta de Dani Jiménez, lo cual no significaba automáticamente que el Huesca estuviese cansado en exceso.

El planteamiento por momentos conservador del primer período daba paso a otro más estimulante, pero la empresa era bien complicada. Del caos al desgaste y de este mismo cansancio a la revitalización casi instantánea. Ni un instante de calma, con una temperatura cada vez más alta y encontronazos con tantas cosas en juego.

Sentenciaba Scardina en el 50 y redondeaba el Huesca por obra de Tyronne. Derrota estrepitosa, sin paliativos. La mezcla de mal juego, nervios y tensión por el proceder del colegiado han dictado sentencia para un bloque desconcertado que casi nada puede esperar de su viaje a Huesca la próxima semana. Las buenas intenciones de Marcos Álvarez, Mesa o Dalmau no han dejado goles.

FICHA TÉCNICA

Racing de Ferrol: Ian Mackay, Jonathan Aspas (Diego Vela en el 51), Diego Maceira, Miguel Ángel Tena, Víctor Vázquez, Maikel Mesa, Marcos Álvarez, Dani Rodríguez, Joselu, Pablo Rey (Adrián Dalmau en el 9) y Nano Macedo

Huesca: Dani Jiménez, Aythami, Scardina, Carlos David, Morillas, Fran Mérida, Josan (Gassama en el 77), Íñigo Ros (Esnáider en el 86), David Mainz (Pallarés en el 64), Juanjo Camacho y Tyronne

Goles: 0-1, Josan, minuto 1; 0-2, David Mainz, minuto 42; 0-3, Scardina, minuto 50; 0-4, Tyronne, minuto 54

Árbitro: Álvaro Alonso Prendes (Asturias), que ha amonestado a los locales Víctor Vázquez, Nano Macedo, Miguel Ángel Tena y Diego Maceira y a los visitantes Íñigo Ros, Carlos David y Scardina

Incidencias: A Malata, más de 6.000 espectadores

Adrián Dalmau se lamenta en el Racing de Ferrol-Huesca (foto: Mero Barral / 13fotos)

Adrián Dalmau se lamenta en el Racing de Ferrol-Huesca (foto: Mero Barral / 13fotos)

Pablo Rey ha tenido que abandonar A Malata rumbo a un centro médico (foto: Mero Barral / 13fotos)

Pablo Rey ha tenido que abandonar A Malata rumbo a un centro médico (foto: Mero Barral / 13fotos)

Maikel Mesa ha formado de inicio en el Racing-Huesca (foto: Mero Barral / 13fotos)

Maikel Mesa ha formado de inicio en el Racing-Huesca (foto: Mero Barral / 13fotos)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies