Home / REC360 / Crónica / Y Ortiga convirtió el Jofre en una verbena

Y Ortiga convirtió el Jofre en una verbena

TEXTO y FOTOS: ALICIA SEOANE | Ferrol | Lunes 21 noviembre 2022 | 10:52

Manuel González, alias Chicho, es el responsable del proyecto musical Ortiga. Su música suena a verbena, a cumbia, a bachata; pero con una vuelta de sintetizador que hace que suene urbano y más actual. Hablamos con él unas horas antes de empezar su última actuación en Ferrol este pasado sábado en el teatro Jofre. Llueve que no para, así que las personas que se acercan a verlo es porque tienen un plus de ganas.

Chicho sabe que la orquesta, lejos de ser algo peyorativo, es un fenómeno que está presente en la cultura popular gallega desde que él la recuerda. En el campo de la fiesta de cualquier pueblo todo se celebra a a ese ritmo y la verbena suena a música latinoamericana, a bailes donde no se para de mover la cadera y donde los abuelos enseñan a sus nietos que nunca es tarde para marcarse un bailoteo.

«Siempre me llamó la atención este submundo que sustenta todas las fiestas populares gallegas. Además de la parte técnica y la calidad de los músicos, que llevan un show con producciones que podrían ser equiparables a las de Rosalía.  A mí me mola que la verbena sea para todos los públicos. Además, tocan ritmos que son complejos. Al final, el polvorete  hace gracia pero no es fácil de tocar. Para mí hay algo en la orquesta que es en lo que he nacido y que es algo propio, así que toca reivindicarlo porque é meu», sostiene.

Quizá este fenómeno es algo que nos une con nuestros abuelos que emigraron a Latinoamerica, ya que en Galicia este fenómeno se ha dado de forma inusual. Fuera de aquí es desconocido, nos comenta: «Al final, hace dos o tres generaciones, nuestros abuelos estaban viviendo en esos países y cuando vuelven traen ritmos que son los bailes populares latinoamericanos. Para ellos la cumbia es como para nosotros la muiñeira. Ojalá aquí pudiéramos bailar así la muiñeira».

A las ocho y media abren puertas, comienza el show. Ortiga está en el escenario acompañado de Las Deliciosas, unas gemelas que llevan juntas diez años y a las que Chicho nunca vio por separado. Emma y Marta, aunque él las llama Emmarta; a la guitarra Joao Albeto Ferreira, un guitarrista brasileiro de Goiania que ha dado vueltas por medio mundo; su compañero de pupitre, que es un personaje con el que es imposible aburrirse, Xabier C. Ribeiro, y Sabela Arán, actriz que pronto podremos ver en Rapa y que sirve copazos en el escenario. Aunque ninguna sea para el público, le da un toque de orquesteo al momento.

El público no duró sentado en su butaca ni un minuto. El Jofre se convirtió durante unas horas en una verbena, donde el único que aguantó sentado fue el alcalde, Ángel Mato. El resto, incluidos unos cuantos niños, bailaron, lanzaron globos e hicieron la mítica de abajo, abajo, abajo unas cuantas veces. Sonaron muchas de sus colaboraciones como a Santiago voy (Novedades Carminha), Eu chorar chorei (Pili Pampín), La Magia de tu melena (Rodrigo Cuevas), Pájaro Carpintero (Conjunto Amistá) o Acostumbrao (Grande Amore). Casi dos horitas de salseo que no están nada mal.

Ortiga consigue eso que decía un amigo de la infancia que parece una filosofía facilona pero no lo es: o caso é pasalo ben. Y además, también consigue dejar claro que Chicho es una de esas personas que son lo que ves: un buen chaval.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies