Home / REC360 / Crónica / Del VHS al riesgo de desaparición: así sobrevive el último videoclub de Ferrol

Del VHS al riesgo de desaparición: así sobrevive el último videoclub de Ferrol

Marifé Carreras regenta J&M, el último videoclub de Ferrol (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Marifé Carreras regenta J&M, el último videoclub de Ferrol (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

RAÚL SALGADO / MERO BARRAL | Ferrol | Viernes 10 agosto 2018 | 20:45

Lejos del bullicio de cualquier arteria comercial o centro de ocio. Allí reside el que resiste. El único videoclub que sigue latiendo en Ferrol está en el tramo final de la calle Río Castro, a unos metros de la plaza de Rosalía de Castro. En una manzana de sombra, casi sin comercios que la abriguen. Es J&M.

Pleno verano, acceder a su amplio local es todo un hallazgo. Un regreso al pasado para los que teníamos el carné de socio de alguno de los pioneros. Y que vimos surgir aquellas tiendas de despacho de cintas vía máquina, prólogo muy lejano de los vending que hoy afloran por doquier con lo inimaginable en sus entrañas.

Marifé Carreras aguanta el tipo de la mano de su hijo. «Vamos tirando», replica a pie de mostrador. Lideró el proyecto junto a su marido, ahora jubilado del astillero. Un horario extenso demuestra que no será por falta de servicio. De lunes a domingo, hasta las once de la noche.

Marifé Carreras regenta J&M, el último videoclub de Ferrol (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Marifé Carreras regenta J&M, el último videoclub de Ferrol (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Con los inconvenientes de algún que otro vacío legal, como los relativos a aquellos que no devuelven lo adquirido, o un particular cóctel de elementos adversos que ponen en riesgo todo un sector. Nacidos en 2000, lo que ahora encaran no tiene «nada que ver» con aquellos buenos inicios. Eso sí, este tipo de consumo «ya empezaba a ir a menos».

Se acumulan las sensaciones en una charla que se hace apasionante con los minutos, piensas en cómo ha cambiado nuestra manera de ver cine. O el simple hecho de que nos hayamos alejado de él para entregarnos a otros divertimentos menos exigentes con nuestras mentes. Han hecho mella «pirateo y descargas», pero también «la crisis» y los manteros.

Los precios siguen siendo prácticamente simbólicos, con novedades por 1,50 euros al día por semana y unos céntimos más por dos jornadas en fin de semana. Hay promociones de dos al precio de una. Lo cierto es que van apareciendo unos cuantos clientes mientras hablamos con Marifé. Devuelven, buscan o compran golosinas, expuestas en un importante lateral.

Marifé Carreras regenta J&M, el último videoclub de Ferrol (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Marifé Carreras regenta J&M, el último videoclub de Ferrol (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Añade la responsable del bajo, que adquirieron en su momento, que tampoco han ayudado las nuevas operadoras audiovisuales, que brindan rapidez frente a la calma del cine clásico. Su fondo llegó a atesorar 9.000 películas, de las que no quedan rastros en el caso del VHS primigenio.

Todo se ha visto alterado, hasta los juegos de consola, en constante evolución frente a unos importes de alquiler que son los «mismos desde que abrimos». Carreras justifica el declive por el hecho de que mucha «gente se ha ido de Ferrol; joven, muchísima». Sin embargo, acaban volviendo, aunque sea en vacaciones, e irrumpen de nuevo por allí, pero ya es todo distinto.

Una debacle de alcance estatal que se ha cobrado 15.000 empleos en cuestión de pocos años y que en Ferrol hizo saltar de una veintena a un solo videoclub casi en el mismo período. Ya hay menos títulos antiguos, pero «todas las semanas hay nuevas». Tardan menos que antes, de hecho, en llegar a la venta.

Marifé Carreras regenta J&M, el último videoclub de Ferrol (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Marifé Carreras regenta J&M, el último videoclub de Ferrol (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Ese séptimo arte de palomitas es el más demandado, pero la fórmula del J&M «tiende a desaparecer». «Llegamos a tener dos empleadas; el IVA aquí no baja, del 16 al 18 y del 18 al 21 %», resalta Marifé, que deja claro que el «cine es cultura; ayuda, ninguna».

Una actividad abandonada a su suerte en la cual «pago el 21 % del alquiler, pero la película no la he amortizado». Y en caso de que te «lleven la película no hay seguro ni nada que cubra». Por si acaso, se armaron con una «máquina para reparar» las que vuelven defectuosas.

La titular no se atreve a concretar horizontes temporales para una reconversión eternamente esperada: «Los hábitos han cambiado, las redes sociales han quitado bastante». También se notan los vaivenes de clientela en función de «vacaciones o fútbol, mueven muchísimo».

Marifé Carreras regenta J&M, el último videoclub de Ferrol (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Marifé Carreras regenta J&M, el último videoclub de Ferrol (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Eso sí, Marifé Carreras se reivindica: «Es barato, escoges película y la pagas cuando quieres; 1,50 euros, tiene más calidad que el pirateo». Aporta, además, la elección de idioma que no proporciona la «competencia desleal, la que abunda». «Llegamos a tener más de 9.000 socios», desvela; llegaron o tienen, ya que bajas como tales no constan.

Parte de su receta ante el temporal, que nunca «hemos gastado más de lo que hemos ganado»; por contra, pese a que se adecúan a los nuevos tiempos, hay más ejemplos de inclemencias. Tienen, es uno de ellos, «películas en 3D, pero la gente no cuenta con televisores» adaptados.

Quizá no sea necesaria excesiva publicidad en uno de los que ya figura entre los más antiguos de España: «Lo que más funciona es el boca a boca, J&M lo conoce todo Ferrol».

[EasyGallery key=’152′]


ÁLBUM: J&M, el último videoclub de Ferrol; pincha en la imagen superior para abrir la galería

El problema puede residir, en cambio, en una masa crítica menguante, en una población que ha relegado a secundarias ciertas prácticas antes indiscutibles, aunque las puertas del último videoclub de Ferrol siguen sonriendo a la llegada de cada visitante. «Aguantaremos hasta el final».

(Fotos: Mero Barral© / 13fotos – 2018. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*