Home / Ferrol / Ferrol / «Ferrol es el mejor lugar en el que viví»: la emotiva despedida de un murciano ‘ferrolanista’

«Ferrol es el mejor lugar en el que viví»: la emotiva despedida de un murciano ‘ferrolanista’

paco cerezo ferrol mola viral despedida

M. CORRAL | Ferrol | Jueves 7 noviembre 2019 | 20:09

El verano se fue en un pestañeo -si es que existió-, y noviembre está revalidando un año más su título del peor mes del año. Cuando el otoño empieza a parecerse más al invierno y la noche te pilla de improviso, lidiar con el pesimismo tan arraigado en este pueblo se hace extremadamente pesado.

Pero este jueves, a pesar de la lluvia y la enésima alerta naranja, entró un chorro de luz al abrir Facebook. En concreto, me topé con la carta de despedida de Paco Cerezo, un murciano que ha puesto rumbo al sur después de pasarse un tiempo trabajando en el astillero y viviendo en Ferrol, sorbiéndole todo el jugo a este rincón del noroeste como pocos lo han hecho.

Nunca lo conocí en persona, pero nos agregamos a las redes sociales después de coincidir en el mismo bando en un par de discusiones por alguna conachada que alguien escribió en el grupo Ferrol Mola. Algo que, por otra parte, ocurre prácticamente a diario. Y, paradojas de la vida, justo ahí leí su texto.

Paco subía constantemente fotografías de sus paseos por la ciudad, de sus rutas por la comarca, de los detalles que le hacían feliz. Demostraba, con cada foto, con cada comentario, que había sido capaz de abrazar esta tierra con más amor del que muchos nacidos en Arquitecto Marcide podrán sentir nunca.

Y ahora, que son otras las cigüeñas de hierro que ve desde la ventana de su oficina, ha sentido la necesidad de despedirse de nosotros diciéndonos un par de verdades que han emocionado a cientos de personas. Porque ya sabemos que siempre tendrán que venir los de fuera a decirnos lo privilegiados que somos para que nos lo creamos. Gracias, Paco. Y vuelve, aunque sea solo de visita.

«Empiezo por el principio.

Yo no soy de Ferrol. Desde hace pocos meses tampoco vivo en Ferrol. Viví poco, viví mucho y viví muy bien. Subí porque, miren ustedes por donde, solo en Ferrol había trabajo.

Con seguridad Ferrol es el mejor lugar en el que viví (fuera de mi tierra, como la tierra de uno, en ningún sitio). Y esto es importante y es a lo que voy. Ferrolanos, Ferrol es vuestra tierra. Y para vosotros debe ser la mejor.

Antes de convivir con vosotros y gracias a mi familia he tenido la suerte de viajar y de conocer bien distintos y diversos lugares de España, de mi región, y de la vuestra (subiendo varios veranos en busca del fresco y el verde). Sin embargo, jamás conocí Ferrol hasta que, apenas una semana antes de llegar, me ofrecieron subir. Vaya semana (para colmo en Navidad). Una semana para preparar y empaquetar 14 años y trasladarme 1.100 km mas ‘parriba’. Ahí empecé a conocer Ferrol, en primer lugar, con mapas y callejeros situando tal y cual calle, tal y cual puerta del astillero o tal y cual carretera de entrada o salida. Callejeros y planos entre Nochebuena, paquetes, maletas, despedidas y Reyes.

Varios (más de uno gallego) me llenaron los oídos de asombrados “¿y cómo te vas?”, oscuros “…y encima ahora en pleno invierno”, desesperanzadores “menos mal que al lado tienes Coruña que Ferrol está muerto”. Amigos… cuantísimo me resistí a dejarme convencer y qué bien que hice en subir con la mente en blanco, la ilusión alta y los ojos abiertos.

Ferrol es un auténtico espectáculo. No me resisto a decirlo mas adelante, así que lo digo ya. Es espectacular. Os pido, por favor, que hagáis el ejercicio que hice yo. Entrar en blanco, mezclarse en blanco, empezar a vivir en blanco, como si nunca (para el caso así fue) hubierais conocido lo más mínimo de la historia, las gentes, la geografía, la gastronomía y el anecdotario de Ferrol. Sin ninguna duda en vuestra cabeza os explotará un “vaya espectáculo de ciudad”. Porque irremediablemente lo es.

Tres años, tres. Tres años siendo vecino del Marqués. Tres años mezclándome por una ciudad (un pueblo) y una comarca donde casi (casi) cada día algo nuevo me sorprendía para muy bien. No quiero enumerar todo, primero porque no me da la página, segundo porque no sería justo para todo aquello que no viví, no probé, no visité o no descubrí. Porque fijo que están ahí, esperando para saltarte a los ojos, al paladar, al cuerpo entero.

Sentíos orgullosos de vuestro Ferrol, pero de este Ferrol que yo, sin prejuicios propios, sin prejuicios importados, sin miedo, con ilusión, con curiosidad, con cariño, me aventuré a vivir. Ese es Ferrol y no otro.

Vividlo vosotros. Haced ‘clic’. Que se os llene el cuerpo de ganas, de ilusión, de amor y de deseo de vuestro Ferrol. Porque si lo hacéis así, amigos… Ferrol os va a devolver lo más grande que ningún lugar, ninguno, jamás os va dar. Tan seguro como que mañana sale el Sol.

Sed felices».

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies