Home / Cultura / Marcos Lorenzo: «Es la relación con otros lo que le da sentido a la vida»

Marcos Lorenzo: «Es la relación con otros lo que le da sentido a la vida»

TEXTO y FOTOS: ALICIA SEOANE | Ferrol | Jueves 24 marzo de 2022 | 10:03

Dous escritos sobre a felicidade (Edicións Embora) es el último libro que acaba de publicar Marcos Lorenzo, un título que a cualquiera que le guste pensar sobre el sentido de la vida seguro que le resulta atractivo. Economista, antropólogo, escritor y un poco poeta, es además técnico de Cultura en el Concello de Ferrol.

Reflexivo y tímido, su pensamiento es propio de un observador que toma distancia para hacer una lectura de lo que sucede más allá de sus propias ideas, como si pudiese observar y ser observado por sí mismo. Hemos quedado a tomar café y al llegar me cuenta lo incómodo que le resulta el tema de las fotos.

En parte lo entiendo porque a mí me pasaría lo mismo, ¡intentaremos ponerlo fácil!

FERROL360 – ¿Cómo se van entretejiendo en ti tres facetas tan diferentes como la Economía, la Antropología y la poesía?

MARCOS LORENZO – En realidad yo me siento cómodo concibiéndome dentro del marco de las Ciencias Sociales. Empiezo Económicas, pero hacia la mitad de mis estudios empezó a atraerme la Antropología; sin embargo, tenía que acabar la primera para poder hacer esta formación. En realidad es un poco fraude que yo me haga llamar economista porque no he trabajado nunca de esto. Es cierto que la visión de lo que uno estudia es algo que queda ahí, creo que soy como un economista de letras, en ese sentido.

Le tengo cariño a la Economía porque, desde una perspectiva muy materialista, también me ha dado herramientas para entender muchas cosas de la sociedad. Mi tesis era de Antropología Económica, así que desde el principio van relacionadas de alguna manera. Luego, la parte poética, pues te agradezco mucho que la veas, pero no me considero poeta. Es verdad que es algo que me gusta y me atrae, y que está ahí en ciertos textos, en algún libro de aforismos que he escrito… Siempre fui un niño hipersensible y quizá algo de esta sensibilidad pueda estar por ahí.

360 – ¿Cómo te influyó tu paso por algunas ciudades como Lisboa o Colombia? ¿Sientes que marcaron tu manera de entender el mundo?

ML – Ahí yo me siento muy agradecido con la Antropología porque la visión que me aportó es lo contrario de una visión etnocéntrica. Es pura diversidad. Dependiendo desde qué lugar quieras examinar o ver, te da mucha perspectiva. Mi tesis de doctorado no la llegué a terminar. Estaba haciéndola sobre un barrio de Santiago, el barrio del Castiñeiriño, que pasa de ser un conjunto de aldeas próximas a la ciudad a ser engullidas por ella. Partiendo de este caso se podía estudiar cómo fue todo el proceso de urbanización y modernización de la economía gallega.

Digamos que hubo un tránsito de la economía gallega agraria de autosubsistencia a un proceso de economía capitalista con trabajo asalariado. Este caso me permitía explicar cómo había sido la modernización gallega a otros niveles. Tenemos que pensar que hasta los años 80 teníamos casi el 50 % de población activa trabajando en el sector primario. Si pensamos en el desarrollismo de nuestra estructura, el cambio fue muy rápido.

360 – En el prólogo de Karlotti, un poema crónico, mencionas un término que me gustó mucho: biosofía, ¿cómo defines este concepto?

ML – A veces, fuera de la mirada académica podemos aprender muchas cosas simplemente hablando entre nosotros porque nadie es experto en el arte de vivir. La biosofía es más bien concebida como un arte. Hay una cita de Ernesto Sabato que dice: «La vida es tan corta y el oficio de vivir tan difícil que cuando uno empieza a aprenderlo hay que morirse».

No nos enseñan a vivir y vamos aprendiendo en la vida con lo que va viniendo: con los reveses, con ir haciendo con aquello que te afecta… Hay muchos aprendizajes que tienen más que ver con el sentido comunitario que con la propia psicología como tal. Para mí era importante plantear algo más que las estadísticas o que una visión única. Más desde esa parte de irnos mirando en otras personas de nuestra propia vida cotidiana.

360 – ¿Qué te atrajo de la vida de Karlotti?

ML – A mí Karlotti me parece un hombre honesto, libre y un hombre auténtico. ¡Karlotti es muy de verdad!. Cuando vine a Ferrol de asesor cultural cuando Yolanda Díaz era teniente de Alcalde, a finales de 2007, lo conocí. Era una persona arrolladora, que contaba aventuras, con un bagaje tras de él que me resultaba enormemente atractivo.

Para mí tenía una novela detrás. Su viaje de tres años, sin informar a nadie de dónde estaban, pues es que era normal sentirse atraído por esto, ¿no? Luego nos hicimos amigos y escarbando en su vida también me descubrí escarbando en la mía. Él fue también como una especie de hermano mayor, de persona con la que poder hablar de lo extraña que me parece a veces la vida.

360 – ¿Cómo surge la creación de A Semana da Poesía Salvaxe?

ML – Yo conocía a Karlotti y Guillermo Ferrández, sabía que ambos eran poetas o recitadores y que les encantaba ese mundo. En aquel momento me parecía que Ferrol necesitaba cierto electroshock porque estaba muy muerto. Había que hacer algo que rompiese un poco. La poesía se podía trabajar desde esa perspectiva metálica y obrera de la ciudad de Ferrol, y sabía que ambos iban a tener la capacidad de parar el tráfico si fuese necesario porque tenían ese aplomo.

Esa semana tenía la capacidad poética de generar rupturas en la propia dinámica de la ciudad a diferentes niveles. Recuerdo que Víctor Díez era capaz de ir timbrando por las casas y recitando poemas en los telefonillos o aparecer en un bar a recitar sin previo aviso… La poesía es, de alguna forma, algo que no requiere de grandes medios y que estaba poco explotado. Lo de salvaxe no es tanto de la idea de hacer el mal como algo más del pensamiento del antropólogo Lévi-Strauss que puede parecer una pedantería, pero funcionó. Ese salvaxe refiriéndose a lo instintivo, a lo más original del ser humano, su parte animal.

360 – En tu obra Liquidación de existencias, arrancas con una pregunta que dice: ¿por qué habríamos de temer al misterio? ¿Qué te contestarías tú?

ML – Esta pregunta va un poco desde el sentido de por qué, a veces, necesitamos tener respuestas para todo y por qué partimos del miedo. Detrás de la razón también hay misterio. Al final, siempre partimos del miedo como emoción más básica. Esto a mí me hace ver el contraste entre las culturas, de la sociedad colombiana y la sociedad gallega. Un ejemplo es que funcionan en base a enfoques muy diferentes: el enfoque de los colombianos es de base alegre, vitalista, de juego, de más cooperación. Quizá hay más población joven, que eso también influye, pero ese miedo es algo muy de nuestra cultura. Aquí es como más represivo: ten cuidado, no te atrevas, no juegues demasiado… La sensación que yo tengo es que había muchos mensajes de miedo en nuestra educación, siempre en base a un peligro.

360 – Hay otra frase que me parece muy actual en esta obra: «Si todo fluye demasiado rápido, la nada permanece». El sentido de esta frase parece que nos mete de lleno en esa sociedad líquida tan posmoderna que diría Bauman, ¿tenemos algo más que un horizonte líquido?

ML – Pues te podrás creer que yo en el momento de escribir este libro no conocía a Zygmunt Bauman, pero entiendo que algo de lo que él explica es evidente que está en el ambiente. La lectura es prácticamente la misma, que cada vez cambia más rápido todo y se nos mueven los cimientos de nuestra vida. Vivimos en una estructura social diluida desde el trabajo a la pareja, las relaciones sociales… En nuestro empleo vivimos con el miedo a perderlo todo y, si no tenemos que estar al límite, compitiendo todo el rato. No puedes relajarte. Por otro lado está el consumo, que te promete una especie de felicidad absoluta.

360 – En tu último libro Dous escritos sobre a felicidade tratas el tema del suicidio y parece que lo relacionas un poco con la situación económica, ¿qué tipo de relación crees que es esta?

ML – Estuve informándome en muchos estudios y escritos sobre el tema y parece que en todos se llega un poco a esa conclusión, que puede tener que ver con el nivel de estudios y de ingresos; pero, sobre todo, con el empeoramiento de la situación, la pérdida de perspectivas. Es un tema muy complejo de resumir. Por ejemplo, con la crisis del 2008 la tasa empezó a crecer con respecto a los años anteriores y parece que el empeoramiento de la situación socioeconómica sí que afecta.

En concreto, en el caso de Galicia he intentado resumirlo desde estas tres perspectivas. Por un lado, la situación económica: cuánta desigualdad hay en galicia; por otro lado, cuál es la calidad de la salud y, por último, cómo es la satisfacción de las relaciones sociales. Si vamos juntando elementos podemos hacernos una idea. No obstante, yo escapo de las explicaciones psicologicistas, prefiero un acercamiento a este tema desde la perspectiva de las Ciencias Sociales porque si vemos que hay correlaciones con las tasas de envejecimiento o de las clases sociales, por ahí podemos también aprehender el fenómeno desde otras perspectivas.

360 – Pones el foco en esta obra, en la recuperación de la vida social, en el apoyo de las redes de verdad entre las personas, en esa vuelta a una vida más comunitaria y no tan individualista, ¿no?

ML – En el primer ensayo pongo mucho el foco en entender por qué esta tasa tan alta de suicidios en Galicia. Si tengo que dar mi opinión personal, más como amante de la Antropología, desde esta perspectiva creo que sí tiene que ver con esta pérdida del tejido de la red social. Cada vez estas redes entre personas van siendo menos tupidas, menos estables. Estamos más aislados, teniendo en cuenta que nuestra sociedad más primitiva era más comunitaria y esto también es una pérdida, supuso una ruptura.

Si no nos tocamos ni nos olemos, si perdemos el contacto, nos quedamos en el vacío absoluto. Son los otros los que dan sentido a la vida. No hay formas urbanas que sustituyan a las que había antes y digo en nuestro caso. En País Vasco o Cataluña sí hubo relaciones comunitarias que generaron nuevos lazos en la clase obrera, pero en Galicia es un fenómeno relativamente reciente, abrupto, y no se dieron estos espacios de sustitución.

360 – En el segundo ensayo haces preguntas a tus amigos, una de ellas es acerca de la relación que mantienen las personas con las causas sociales o colectivas. Preguntas si este vínculo les aporta satisfacción, decepción o ambas cosas. Tú mismo contestas y dices que, a pesar de que la política te parece un mundo decepcionante, existen ciertas cosas por las que merece la pena seguir luchando, ¿cuáles son?

ML – Pues si me preguntas te diré que, desde la institución, a veces uno está más atado a hacer lo que se exige, más desde lo que es el propio trabajo y el margen de maniobra que te permitan. Pero, desde el nivel de lo que es interesante a nivel colectivo, me gustaría destacar pequeños logros que me parecen muy significativos en Ferrol: hay iniciativas como las que están surgiendo alrededor del barrio de Canido que ponen de relieve la importancia de cómo se organiza la colectividad. Están contribuyendo a hacer una red social más tupida mucho más importante de lo que se puede hacer desde la institución. Otro caso es el de la Plataforma Cultura Ferrolterra, que presentaron un manifiesto pidiendo una red de apoyos a los creadores y demandando un cambio de políticas en lo cultural. El hecho de que la gente se organice, debata y, con lo que surja, lo trasladen a la institución ya me parece fantástico. Eso es lo importante.

Cuando se habla de Ferrol, en muchos casos, tenemos que poner el contexto: es la ciudad de Galicia con la población más envejecida. Además, tiene una tasa de paro muy alta; es decir, estas cosas que están sucediendo ya son logros y hay que fomentar este tipo de cultura, generar sinergias. Todo pasa por unirse, por juntarse. Este es mi deseo para Ferrol como persona que vivo aquí. Y, luego, es fundamental que la institución apoye.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies