Home / Sociedad / En femenino / Sin mujeres para analizar la historia de la enseñanza naval en Ferrol

Sin mujeres para analizar la historia de la enseñanza naval en Ferrol

Inauguración de la jornada que se celebró este jueves en Exponav (foto: COIN)

MARTA CORRAL | Ferrol | Sábado 26 noviembre 2022 | 11:00

La Asociación de Ingenieros Navales de España (AINE) y el Colegio Oficial de Ingenieros Navales y Oceánicos (COIN) organizaba este jueves en Ferrol una interesante jornada para poner en valor que la ciudad fue la primera de España en acoger los estudios de enseñanza naval allá por 1772, un hito del que se han cumplido 250 años. La efeméride ha servido para convocar en Exponav a varios expertos y repasar diferentes cuestiones al respecto sin que ninguna mujer haya aportado nada al relato, ni siquiera la llegada de las primeras ingenieras a la universidad.

La Armada y el Cuerpo de ingenieros, los estudios de la Ingeniería Naval en Ferrol, el Cuerpo de Maquinistas o la historia pormenorizada de esos más de dos siglos de enseñanza han sido los temas tratados, pero ninguno de estos aspectos ha contado con una voz femenina ni para contar que las primeras mujeres licenciadas consiguieron su título en los setenta y derribaron no pocos techos de cristal por el camino. «No ha sido nada premeditado, simplemente no ha cuadrado», nos atiende amablemente el decano territorial en Galicia del Colegio, Jorge Dahl de Sobrino, que contesta a nuestras preguntas por teléfono.

Nos cuenta que ya en su promoción, en el 81, tenía una compañera en su misma clase y confirma que la decana del COIN en España es una mujer, Pilar Tejo, tratando de justificar con naturalidad que no han tenido en consideración a ninguna experta para la cita en la que, por cierto, las mujeres entre el público casi llegaban a la mitad del aforo. En cambio, las cifras que nos facilitan desde el Colegio no son tan paritarias: de los 122 colegiados de las comarcas ―85 en Ferrol, 14 en Narón, 7 en Fene, 5 en Ares, 5 en Neda y 3 en Mugardos―, solo 21 son mujeres (un 17,21 %).

Recuerda Dahl , no obstante, con toda su buena intención, que además de la decana nacional hay otras tres mujeres más en la Junta General del COIN, pero es que son un total de 18 miembros y de nuevo los números dejan clara la escasa presencia femenina que, eso es indudable, en otros tiempos sería todavía más irrisoria. El alcalde Ángel Mato abrió el acto junto al Almirante el Arsenal, Ignacio Frutos, acompañados del gerente de Exponav y del propio decano gallego. Finalmente, añadida en un segundo cartel del programa que se publicó posteriormente, se ha encargado de cerrar la conselleira do Mar, Rosa Quintana.

Ejemplos prácticos del ‘Naval All Men’

Sin dudar de las palabras de Dahl cuando asegura que «ha cuadrado» que sean todos los ponentes hombres en el acto por los 250 años de enseñanza naval en Ferrol y que no ha sido nada premeditado, una se da cuenta de hasta qué punto está normalizada la presencia única de hombres en este gremio cuando se echa mano de algunos de los actos que se han impulsado o respaldado desde el Colegio Oficial de Ingenieros Navales y Oceánicos en las últimas semanas porque en la mayoría «ha cuadrado» lo mismo. Pondremos solamente algunos ejemplos, adjuntado en cada uno el enlace a la publicación realizada en las redes sociales por los organizadores.

Sin ir más lejos, el mismo acto celebrado en Cartagena el pasado 9 de noviembre no contó tampoco con ninguna experta en las cuatro conferencias que se promovían, pero no ha sido el único en este mes de noviembre. Encontramos en el calendario de los ingenieros navales una jornada técnica sobre el Gemelo Digital Naval organizada por la Asociación de Ingenieros Navales y Oceánicos de España (AINE) en la la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Armas Navales (ETSIAN) de Madrid con 17 intervinientes en paneles técnicos o moderación de mesas redondas: ni una sola mujer.

Regresamos a Galicia, donde la Escuela Naval Militar de Marín albergó el 4 y 5 de noviembre unas jornadas técnicas sobre pecios singulares españoles. El balance aquí es de 10 intervinientes, todos hombres. Avanzamos al 13 de noviembre y nos trasladamos a Gijón, donde se celebró una cita formativa sobre la descarbonización del mar y las nuevas tecnologías aplicadas: tres ponencias de tres ponentes en masculino de nuevo. Pero, ¿nunca hay presencia femenina? Sí, la hay. Veamos otros ejemplos.

El Congreso de Ingeniería Naval e Industria Marítima, celebrado en Mallorca y organizado por la AINE contó con un total de 67 intervenciones, 16 de ellas de mujeres (23,8 %). La misma entidad organizó el 9, 10 y 11 de noviembre en Las Palmas las Jornadas Técnicas ENERMAR 2022: además de una inauguración institucional con pleno de cinco hombres, de las 59 intervenciones solo ocho han sido de mujeres, un 13,5 %. El próximo día 30 se celebrará una mesa redonda sobre buques autónomos en la Real Academia de Ingeniería de España, en Madrid, y estará una experta ―Rocío Malpartida― entre los cuatro que conforman la mesa.

La importancia de tener referentes femeninos

En profesiones masculinizadas como la propia Ingeniería ―que es la que nos ocupa, pero tristemente no es la única que podríamos analizar en este contexto de invisibilidad de las profesionales― es fundamental que las niñas y adolescentes tengan referencias para que exista un espejo en el que se puedan mirar y saberse capacitadas para cursar los estudios que deseen. Las mujeres somos un 56 % del total de universitarios en España, según los últimos datos publicados por Newtral, pero son las carreras educativas o sociosanitarias las más feminizadas.

Del 92 % de alumnas de la docencia infantil, pasamos a un 26 % de mujeres en las ingenierías que se imparten en nuestro país, siendo la tercera opción menos elegida de las jóvenes por detrás de Informática y Deportes. Desde el blog naval Va de Barcos, resaltan a tres pioneras que conviene reivindicar por haber abierto puertas a las generaciones posteriores. Una es María Jesús Bobo de La Peña, la primera ingeniera naval de España en la promoción del 75 y otra es la ferrolana María del Carmen Tuñón Álvarez, que estudió en la Escuela Universitaria Politécnica de Ferrol licenciándose en 1973 y entrando a trabajar en la antigua Astano, siendo la primera mujer en ascender a analista jefe en uno de los astilleros más relevantes a nivel estatal.

Finalmente, no podríamos dejar de recordar a la tercera, la decana del Colegio Oficial de Ingenieros Navales y Oceánicos: Pilar Tejo, una de las cuatro primeras en titularse en España y la primera en recibir el Premio AINE en el año 2009 a la Trayectoria más Destacada. Lo recibió por su labor como Directora General de Salvamento Marítimo. Tres buenos ejemplos para visibilizarse en cualquier acto público no solo por el conocimiento en sí y por su dilatada carreras, sino por las que vienen detrás y necesitan saber que tendrán su hueco porque otras se lo han hecho antes, probablemente trabajando el triple que sus compañeros.

Un comentario

  1. La importancia de este y otros eventos citados no merecen de este artículo en tono tan despectivo para unos profesionales cuya principal luz es el mérito y en ningún caso andan discriminando por género.
    Precisamente debía conocerse que el 75% de lo vocales ahí en Ferrol son mujeres ó de las últimas presentaciones sobre «La mujer y el Mar». Pero de eso no presumimos ya que lo consideramos natural.
    Si lo que se sugiere es que nos importe algún tipo de cuotas…. flaco favor a quien se quiera proteger ¡Ya se ha demostrado todos participan sin necesidad de tales sesgos! Decir ahora lo contrario es, por no decir mentira, pura tontería.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies